La vida de Alex Tronchin se reparte entre la Escuela Media 3 de Luis Guillón a la que asiste, las dos materias universitarias que adelanta por UBA XXI y la estación del tren Roca en Dardo Rocha y Alem, donde vende tortas fritas, pan casero y donas para poder comprar apuntes.

Alex Tronchin (Foto: Clarín).

"Quiero ser licenciado en Historia y por eso hago este esfuerzo", explicó a Clarín el joven de 19 años, que debió saltarse una clase para poder comenzar desde más temprano la venta. "La mercadería que vendo me la proveen y gano una comisión por las ventas", prosiguió

En cuanto a sus horarios, indicó: "Trato de estar de lunes a viernes, todas las tardes y, excepcionalmente, algún día a la mañana". Además, agregó: "Los días que decido arrancar temprano, por lo general a las nueve estoy en Alem y me quedo hasta que venda todo o hasta las 19.30".

Alex Tronchin (Foto: Clarín).

Sobre su carrera en el modelaje, comentó que tuvo la oportunidad de realizar algunos trabajos, mas la paga nunca fue buena y debió recurrir a ser empleado en un supermercado o vender ropa para solventar sus gastos diarios.

"Lo único que deseo es poder conseguir un trabajo fijo y en blanco y no pienso dejar de insistir. Espero que con todo este movimiento pueda encontrar y seguir estudiando lo que me gusta", finalizó.