Mirtha Legrand volvió a la pantalla de el trece luego de dos meses de ausencia en su temporada número 52 de su clásico programa de almuerzos. Durante este verano la "Chiqui" no transmitió desde Mar del Plata, como acostumbraba a hacer, debido a los altos gastos de producción.

Luego de las vacaciones impuestas, Mirtha regresó hoy a las pantallas con una mesa con grandes invitados: Adrián Suar, Moria Casán, Marcelo Polino, Agustina Cherri, Marcos Carnevale y el doctor Daniel López Rosetti.

La gran polémica previa al comienzo del programa fue la ausencia de Luciana Salazar, quien canceló a último momento. ​"No se abandona un programa así. Que se enoje con el otro programa", reprochó Mirtha a Marcelo Polino, quien es un gran amigo de la modelo y padrino de su hija Matilda.

Salazar había anunciado ayer a través de las redes sociales que no participaría del mismo debido a un conflicto que tuvo con el canal, luego de que en el programa Los ángeles de la mañana la vincularan con Máximo Thomsen, uno de los asesinos de Fernando Báez Sosa.

Más allá de la ausencia de la modelo, el resto de los invitados tuvo un agradable almuerzo junto a la Chiqui, quien se mostró radiante con un vestido de crepe de seda y encaje con cristales totalmente en celeste. "Yo soy una leyenda, pero la leyenda continúa. Estoy contenta de volver y de ver de vuelta a todos", aseguró Mirtha.