Durante las últimas semanas, unas maquinas de cuidado cosmético coparon la escena mediática. Muchas modelos, influencers y famosas se volcaron a promocionarlas en sus redes sociales y a su vez a captar revendedoras. Mientras el esquema fue descubierto como una estafa piramidal, Rocío Guirao Díaz quedó en medio del conflicto luego de que una exsocia revelara un chat donde la modelo admite que se trata de una estafa.

Rocío promocionaba las máquinas en su cuenta personal de Instagram y a la vez canalizaba las ventas de los aparatos a través de otra página, en la que nucleaba a un grupo de revendedoras.

Rocío Guirao Díaz (Foto: Instagram)

Desde hace algunos días, el producto no puede ingresar al país ya que está varado en la aduana, por lo que no les llega a quienes ya hicieron su compra y las pagaron. Ante la gran cantidad de reclamos, la modelo decidió hacerse a un lado y cerrar la cuenta. Sin embargo, una socia a quien ella había captado le aclaró que eso no solucionaba ningún problema, ya que las clientas seguirían sin obtener respuesta.

Rocío Guirao Díaz (Foto: Instagram)

En el programa Hay que ver mostraron un chat que filtró la exsocia en la que la modelo intenta lavarse las manos y le pide que le den de baja al negocio: "Cerremos y que le vayan a reclamar a la compañía. Se acabó, estoy harta. No hay plata que pague la paz mental. Cierro y fin del problema", dijo.

Ante la advertencia de su socia de que las clientas tienen datos con los que igual podrían contactarlas, Rocío le responde: "Soltemos la cuerda, no tenemos por qué hacernos cargo de esta estafa".

Más allá de esto, los usuarios advirtieron que la madre de la modelo abrió otra cuenta similar, donde siguen vendiendo los productos y captando clientes.