En el Gobierno Nacional aseguran que el recorte de 0,92% a la coparticipación de la ciudad de Buenos Aires que anunció el presidente "podría ser mayor". El porcentaje equivale a $130.000 millones, que sería menos de lo que Mauricio Macri transfirió a la Ciudad en 2016 y ahora Alberto Fernández "devolvió" a la Provincia, para la policía bonaerense.

Mientras Horacio Rodríguez Larreta prepara la presentación que hará en la Justicia, en la que califica la medida de Fernández de "injustificada, intempestiva y arbitraria", en Nación defienden el recorte y aseguran que podría haber sido incluso de un mayor porcentaje.

Así lo explicó a Clarín Silvina Batakis, secretaria de Provincias dependiente del ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro. Ella fue quien estuvo a cargo de las negociaciones con los equipos de la Ciudad hasta el inicio de la pandemia.

Silvina Batakis con Alberto Fernández (Twitter)

Batakis aseguró que la medida no es arbitraria y que está amparada por los cálculos sobre los efectivos y bienes y servicios de la Policía Federal transferidos a la órbita porteña en 2016.

"Durante 4 años y 8 meses recibieron una cifra muy por encima de lo que se necesitaba para garantizar el servicio transferido. Hay sustento legal para justificar, si se quisiera, una reducción mayor, dado todos los excedentes recibidos por la Ciudad", aseguró.

Se refiere al método que se usó para calcular los gastos en materia de Seguridad metropolitana de la Policía Federal, que llevó a Macri a aumentar de 1,4 a 3,75 (en 2018 bajó a 3,5 tras la firma del Consenso Fiscal) el porcentaje de coparticipación.

Para el Gobierno desde entonces hubo un "desfasaje inicial" que se postergó. Luego, entre 2016 y 2019 aumentó la masa coparticipable, por lo que el 0,92% de los fondos necesarios para cubrir el traspaso de la policía, hoy quedaría en 0,58%.

La Ciudad segura que el cambio no fue excesivo: "No recibimos ni un peso de más", dijeron.

"Cuando uno se detiene a mirar los números concretos, ejecutados del año 2016, el monto equivalente en porcentajes de recursos nacionales de coparticipación fue de 0,92%. Ahora bien, cuando uno actualiza el monto del año 2016, por variación salarial e índice de precios, al año 2019, la equivalencia en porcentaje se reduce a 0,58%, que es el valor que se podría haber utilizado para establecer la participación", explicó Batakis.

Agrega: "Es decir, decidimos darle el valor máximo de los dos analizados, en el entendimiento de que la transferencia fue hecha en el 2016. Pero por supuesto hay sustento legal para justificar, si se quisiera, una reducción mayor, dado todos los excedentes recibidos por CABA, lo cual implicó menos escuelas, hospitales, rutas, conectividad, en el resto del país".

Según el relevamiento que hizo el Gobierno, en el acuerdo se transfirieron 19.953 agentes (entre ellos 17.662 suboficiales y/o agentes), 14 inmuebles y 1.286 rodados. Sobre eso, apuntan, debería hacerse el cálculo de gastos y del funcionamiento de la fuerza.

"Cuando casi se triplicó la participación de la CABA en los recursos nacionales de coparticipación (2016), no hubo informe fundado que le diera base analítica a ese incremento. Hay dos posibilidades: o fueron muy pocos serios, o sabiendo que efectivamente el valor monetario de los servicios transferidos era menor, decidieron no agregar ningún cálculo y especular con esa picardía", dijo la funcionaria.