El Gobierno anunció que los autos cero kilómetro de entre $380.000 y $800.000 (precio mayorista), que se venden al público a un valor de entre $535.000 y $1.300.000, dejan de pagar impuestos internos del 10%. Si esto se confirma, habrá 150 vehículos que bajarán entre 7% y 8% su precio, detalla Clarín.

La eliminación de este impuesto que envió el Ejecutivo al Congreso debería generar una baja generalizada y, algunas automotrices, se adelantaron: Toyota prometió devolver en efectivo 7% del precio de venta a todos los clientes que hayan comprado vehículos alcanzados por el impuesto del 10%.

Clarín realizó un repaso de las marcas y modelos que podrían verse beneficiados por la baja:

Alfa Romeo (dos versiones).

Audi (casi todos los A3 y dos versiones del A4).

BMW (toda la Serie 1 menos su versión tope de gama, la X1 y la Serie 2 menos la versión Cabriolet).

Chevrolet: Captiva y Trade Blazer.

Citroën: Toda la gama de C4 Picasso, y las DS3 y DS4,

Ford: Kuga, S-Max y Mondeo,

Honda: las versiones más caras del Civic, la versión full de la HRV y toda la gama de la CRV.

HyundaiCreta, Tucson, i30 y dos versiones de la Santa Fe.

Jeep: El Renegade, las cuatro versiones del Compass y otras cuatro del Wrangler.

Mercedes-Benz: la Vito nacional, la gama de Clase A, Clase B, tres versiones del Clase C y una del GLA.

Mini: todos los modelos.

Peugeot: el 408 tope de gama, el RSZ y los 3008, 508 y 5008.

Toyota: toda la flota nacional y los importados Camry, Prius, una versión del Corolla y la nueva Innova.

Renault: Megane III.

Volkswagen: algunas versiones del Golf, al New Beetle, una versión del Passat, al Vento y al Sirocco.

Volvo: V40.

Para los vehículos que hoy tienen un precio mayorista superior a 800.000 pesos, seguirá vigente la alícuota de 20%.