En medio del conflicto entre el Gobierno y el campo por el cierre a las exportaciones de la carne por 30 días, el presidente Alberto Fernández volvió a defender la medida, manifestando que su “mayor preocupación” es que “los argentinos puedan comer a precios razonables” y criticó a quienes “hacen negocios y se olvidan” del mercado interno.

// Mirá también: El campo inició el paro de nueve días en protesta por el cierre de las exportaciones de carne

Reunidos telefónicamente en Radio 10, el presidente argentino Alberto Fernández saludó por su cumpleaños al exmandatario uruguayo José “Pepe” Mujica -quien cumple este jueves 86 años-. Durante el encuentro, ambos políticos dialogaron sobre el conflicto con el campo por el cepo a la carne.

Mujica y Fernández se reunieron en la capital uruguaya. (Prensa Alberto Fernández)

En plena tensión del Gobierno con el campo, el exmandatario uruguayo le pidió al presidente que acuerde con el campo, indicando: “Lo de la carne no es joda”, en medio del paro que lleva adelante el sector durante nueve días.

Durante el encuentro, Mujica le sugirió a Fernández “buscar un punto de conciliación”, a lo que el mandatario le respondió: “Estamos en eso”. El dirigente uruguayo le pidió que se acuerde de “la comida de los pobres” y dijo que “el problema de la carne en el pueblo es terrible”.

El jefe de Estado señaló que la preocupación que tienen como Gobierno es que “los argentinos tengan carne a precios razonables”. “La primera obligación es con el pueblo, con la gente”, añadió y afirmó que “el asado es de todos y para todos, y a todos se lo debe garantizar”.

// Mirá también: Es oficial la suspensión de las exportaciones de carne por 30 días

“Me parece espléndido que los exportadores exporten carne, pero mi mayor preocupación es que los argentinos pueden comer carne. Esa es mi mayor preocupación”, resaltó Fernández.

En este marco, el presidente defendió la medida de suspender la exportación de carne por 30 días, ante el aumento de precio del producto y remarcó que “el interés por vender carne al exterior no puede hacer que los argentinos paguen precios siderales”, por el producto.

El presidente recordó cuando era jefe de Gabinete de Néstor Kirchner en el año 2006, y expresó que en aquel momento le tocó resolver el conflicto por la carne. “Lo destrabé poniendo en la Argentina la lógica de Pepe: me senté con los productores y les dije ‘en estos cortes no pueden moverse los precios, no pueden faltar en la casa de los argentinos, el resto véndanlo, pero esto garantícenlo a los argentinos”, expresó.

“Poder hablar con Pepe es siempre un momento donde uno se nutre y puede aprender mucho, no solo de política, uno aprende de la vida. Y uno cuando aprende de la vida puede ser mejor político”, indicó Alberto Fernández, en el final de la charla.

Por su parte, Pepe Mujica puso en valor el vínculo que los une: “La mejor condecoración es tu amistad, querido. Suerte y un abrazo”, añadió desde Uruguay.