“Nada hay sido más moderno que el peronismo que ha sabido adaptarse en cada momento de su historia para sacar del pozo a los que estaban mal: esa capacidad de encontrar salidas no habituales en un mundo lleno de dogmas, eso fue el peronismo. Nada hay más moderno que el peronismo”, remarcó el presidente Alberto Fernández en el acto en el que fue proclamado como nuevo titular del Partido Peronista nacional.

Fernández asumió esta tarde en el cargo que ocupó durante cinco años el sanjuanino José Luis Gioja. “Le damos la bienvenida al nuevo presidente del Consejo Nacional Federal del Partido Justicialista, Alberto Fernández”, lo presentó el locutor, entre los aplausos llegados desde las sillas ubicadas -espacio de dos metros mediante- en el campo de juego de la cancha de Defensores de Belgrano.

Con el acto culminó una movida política iniciada en octubre del año pasado por la CGT y los gobernadores, quienes le ofrecieron a Fernández que ocupara la presidencia del partido. Fernández aceptó con la condición de que todos los sectores partidarios se vean reflejados en la conducción. Desde la Cámpora (que en 2016 quedó fuera de la estructura a la que se sumó en 2018), pasando por los distintos sectores sindicales, hasta las representaciones provinciales y los movimientos sociales. “Unidad y Federalismo”, se llamó la lista de consenso.

Alberto Fernández asume la presidencia de PJ (Foto: Clarín)

Al escenario de Defensores de Belgrano fueron invitados a subir la nueva “mesa chica”: la vicepresidenta primera, la diputada nacional Cristina Álvarez Rodríguez (muy cercana a Máximo Kirchner en la conducción de la bancada oficialista de diputados) y los ocupantes de las restantes vicepresidencias, los gobernadores Axel Kicillof y Juan Manzur, la vicegobernadora de Chaco, Analía Rach Quiroga; y la exgobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci. Todos compartieron el escenario con Gioja. El locutor leyó un párrafo de una carta de despedida dejada por Gioja, en el que alienta a “sentar las bases del peronismo del futuro para impedir que el neoliberalismo vuelva a gobernar la Argentina;” y reivindica el legado de “Perón, Evita, Néstor y Cristina”.

Cristina Alvarez Rodríguez, dirigente del peronismo bonaerense, secundará a Fernández en la conducción del partido. Dijo que su cargo es ocupado por las “mujeres peronistas”, a las que llamó “hermanas” y “amigas”. Dejó críticas para la oposición: “Ese macrismo que fundió todo, saqueó todo, que nos endeudó y nos privó de futuro”. También aludió a Cristina Fernández como “la primera presidenta electa por el voto popular peronista”. Reconoció la militancia femenina en el proceso de aprobación de la ley del aborto y se reivindicó la consigna “ni una menos”. También elogió al nuevo titular partidario, “ese compañero que junto a Cristina nos devolvió al triunfo”.

Fernández repasó los orígenes del peronismo y la actualización de sus banderas de “desarrollo y distribución equitativa” de la riqueza.

Criticó a Mauricio Macri y se refirió al libro “Primer Tiempo”, recientemente presentado por el expresidente. “Ni cercanamente son capaces de reconocer el desastre que han cometido y después escriben y nos reclaman autocrítica”, dijo.

Sobre el peronismo y el Frente de Todos, Fernández dejó una frase en la que le volvió a apuntar a Macri: “La unidad no debe doler, nos debe poner felices. En la unidad logramos el triunfo, en unidad atravesamos la pandemia, empezamos a recuperar la economía y el trabajo; en unidad estamos vacunando a todos los argentinos y las argentinas, mientras los otros se levantan de la cama hacen zoom y nos critican”, dijo, en referencia a la foto que trascendió de una reunión virtual de Cambiemos.

Sobre el rumbo del gobierno del Frente de Todos, Fernández sostuvo que el peronismo “sabe muy bien qué intereses representa; nosotros tenemos en nuestras entrañas el proyecto; un proyecto integrador, federal, sin desigualdades; un proyecto de producción y trabajo está en las raíces el peronismo”.

Para el final, Alberto Fernández dejó un arenga, ya parado frente a las legislativas de octubre, proceso electoral en donde espera que el PJ gane protagonismo. “Los convoco a salir a la calle a militar con más fuerza; más política, más debate, más unidad, con esa vocación, sigamos juntos”, dijo, para invitar a cantar “la marcha que nos vio nacer” como cierre del acto.

La participación de Santiago Cafiero

El jefe de Gabinete, presente en el acto, dijo a la prensa que el objetivo de la nueva conducción del PJ será “ampliar al Frente de Todos, con la columna vertebral del peronismo, y con la unidad en la diversidad. ‘Modelo de producción y empleo’, este es el partido de la producción y el empleo”, dijo Cafiero.

Ante la pregunta respecto de presuntos desacuerdos en el Frente de Todos, respondió: “Es ciencia ficción de los editorialistas que buscan divisiones, generan títulos y notas alejados de la realidad; (en la coalición) existe el ánimo de complementar dos liderazgos, el del Presidente y el de Cristina Fernández”.

Nuevo Consejo

Además de los mencionados, también integran la nueva conducción del PJ nacional los ministros Cafiero, Eduardo de Pedro y Agustín Rossi, los funcionarios Julio Vitobello (Secretario General de la Presidencia), Fernando Navarro (Relaciones Parlamentarias) y Guillermo Olivieri (Culto); y la titular de Anses, Fernanda Raverta.

Entre los sindicalistas están Héctor Daer (Sanidad), Pablo Moyano (Camioneros), Antonio Caló (UOM), Víctor Santa María (Suterh), Ricardo Pignanelli (Smata) y Hugo Yasky (CTA).

Los gobernadores están representados por Sergio Ziliotto (La Pampa), Sergio Uñac (San Juan), Ricardo Quintela (La Rioja), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Omar Perotti (Santa Fe), Alicia Kirchner (Santa Cruz) y la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario.

Por la Corresponsalía de Buenos Aires