Este fin de semana iba a haber nuevos controles sanitarios “en todos los accesos” a la provincia de Buenos Aires, según había confirmado este viernes María Teresa García, ministra de Gobierno bonaerense, como parte de las restricciones implementadas para frenar el avance de la segunda ola de COVID-19. Sin embargo no será así.

// Mirá también: Total desacuerdo de la oposición con los controles del Gobierno bonaerense en los accesos

“Mañana (sábado) va a haber controles en todos los accesos, van a seguir los controles como los tiene Capital Federal. Esperemos que también haya conciencia ciudadana de que no estamos para tirar manteca al techo”, había dicho García en declaraciones a El Destape Radio.

Este viernes a la noche, fuentes del gobierno bonaerense indicaron que la política será mantener los controles a la circulación en los horarios que está restringida por un decreto presidencial, desde las 20 hasta las 6 del día siguiente.

María Teresa García, ministra de Gobierno bonaerense.Clarín

La ministra García había enfatizado: “Uno no quiere ponerse en sancionador de las conductas personales, pero si el Estado provincial no hubiera ejercido el control sobre los accesos, seguramente la opinión de sectores de la oposición y de la propia ciudadanía hubiera sido ‘¿Dónde está el Gobierno que no está controlando este desbande?’”.

Bajo este contexto de pandemia, García expresó que “la velocidad con la que venían creciendo los casos semana a semana era exponencial, era muy vertiginosa”, y explicó que con las medidas de prevención ese incremento “se frenó y comenzó a amesetarse, aunque en un nivel muy alto”.

“El número de 24 a 25 mil infectados diarios que tenemos en todo el país tiene una repercusión en porcentaje en el uso del sistema sanitario”, dijo la funcionaria.

Quejas de los automovilistas

El sábado pasado, el Gobierno bonaerense había dispuesto controles sanitarios a los automovilistas en Panamericana, el Acceso Oeste y la autopista Riccheri que provocaron demoras de hasta seis horas.

La policía bonaerense se había hecho del operativo, que constó de puestos de control vehicular en el ingreso a la Panamericana mano hacia el norte, en la Autopista del Oeste, la autopista Riccheri hacia el Sur y en el Puente Pueyrredón.

En los retenes no se detectaron casos de COVID, o al menos no se informaron oficialmente, y sí se identificaron a personas con pedido de captura.

La operatoria provocó quejas de los automovilistas, quienes contaron que en los retenes les tomaron la temperatura, y en algunos casos se les pidió la aplicación CuidAR con los respectivos permisos de circulación, a pesar de que las restricciones del DNU que firmó el presidente Alberto Fernández prohíben el tránsito en el AMBA exclusivamente entre las 20 y las 6.

Presencialidad en las escuelas

Clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires. (Federico López Claro)

Asimismo, García se refirió a la presencialidad en las escuelas y en ese sentido señaló que “es casi público que en muchas escuelas de Capital se han roto burbujas y han habido fallas”.

“Llegar al aula implica movilidad, subte, colectivo, padres que los lleven, y ante la ruptura de las burbujas, implica que los chicos lleven el virus a su casa”, aseveró la funcionaria.

// Mirá también: Coronavirus en la Ciudad: dónde están los controles y cuáles son las nuevas estaciones de subte cerradas

Respecto del plan de vacunación que se implementa en la provincia de Buenos Aires, García afirmó que siempre están “dependiendo de la cantidad de vacunas que lleguen” al país.

“Terminaremos durante el mes de mayo todos los segmentos etarios con factores de riesgo y comenzaremos en la etapa de 18 a 49 que es una gran franja de la población”, concluyó.

Con información de Télam.