González Catán está conmocionada después del trágico hecho que ocurrió el sábado, cuando un adolescente de 14 años que manejaba un auto atropelló y mató a un hombre de 47 que viajaba en bicicleta con su hijo de cinco, que resultó herido.

La víctima fatal, Elisandro Ramón Tevez Aranda, murió en el acto, y el menor, llamado Ian, fue trasladado al Hospital Simplemente Evita, pero está fuera de peligro.

Según se supo, el menor tomó el auto de la casa familiar y salió por el barrio. En la zona de Tomás Valle y Jorge Newbery fue donde impactó con el ciclista. Las cámaras de seguridad captaron la velocidad a la que circulaba el chico antes del accidente.

Tras acudir al lugar y socorrer al menor, el personal del Comando de Patrullas Sur encontró al menor de 14 años a pocos metros del auto, que quedó sobre la vereda, montado en un poste de luz.

El chico quedó detenido en la causa caratulada como homicidio y lesiones culposas, pero por su edad no tendrá que responder legalmente.

Las familias, enfrentadas

Este lunes por la mañana, familiares del menor que conducía y de la víctima se encontraron y discutieron frente a la prensa que había llegado al lugar a reportar el hecho.

“No era de salir. Mi marido le enseñaba a manejar despacito”, justificó la mamá del menor, y contó que no estaba en la casa cuando el chico tomó el auto y salió a conducir. “Somos buena gente, somos maestros”, dijo a TN.

Pero fue increpada por vecinos, que la cruzaron con versiones de que el menor pasaba mucho tiempo solo, y era habitual que manejara el auto por el barrio.

Su marido es un asesino igual que su hijo. Él le enseñó a manejar. Le dio un auto, le dio un arma”, le reprochó duramente el hermano del hombre atropellado.

Es un nene, tiene 14 años”, respondió la mujer, pero no pudo consolar a los familiares de Tevez Aranda.

“Mis sobrinos no tienen más un padre, mi hermano no va a volver. Su hijo salió a matar, no lo defiendan más. Van a tener que pagar, no con plata, sino con Justicia”, volvió a decir el hermano del fallecido.