Pedro Castillo asumió este miércoles la presidencia de Perú, y en sus primer discurso, en el que estuvo presente el presidente Alberto Fernández, propuso reformas en la Constitución y afirmó que los jóvenes que no estudien ni trabajen deberán hacer el servicio militar.

//Mirá también: Alberto Fernández fue a Perú para asistir a la asunción de Pedro Castillo

En el plano social, el nuevo presidente anunció políticas para enfrentar la violencia sexual contra las mujeres, afirmó que “los jóvenes que no estudian ni trabajan deberán acudir al servicio militar” y adelantó que expulsará a “los extranjeros delincuentes”.

Además, prometió a combatir la corrupción, pero destacó que no es aceptable que solo los dirigentes políticos vayan presos, mientras que todos los empresarios señalados o sospechados están libres.

Castillo adelantó propuestas de desarrollo de infraestructura, incluso con las partidas presupuestarias que destinará. “Impulsaremos un golpe de inversión pública”, prometió y destacó “ayuda directa a familias vulnerables” y la construcción de infraestructura y saneamiento rural en los municipios.

Asunción presidencial de Pedro Castillo en Perú (AP)Guadalupe Pardo | AP

También anunció que creará un Ministerio de Ciencia y Tecnología para que el país “sume más valor agregado” a su producción, cambiará el nombre al Ministerio de Cultura por Ministerio de Culturas “porque este es un país diverso” y anunció que esta última cartera trasladará su sede al actual Palacio de Gobierno.

Castillo afirmó además que es “totalmente falso” que su Gobierno vaya a incurrir en expropiaciones o estatizaciones, como afirman sus adversarios, pero advirtió que habrá un sistema en el que “las grandes empresas no estafen al fisco” y en que el Estado asuma un rol fiscalizador en “la defensa del ambiente y los derechos de los consumidores”.

Uno de los ejes de su Gobierno será el envío al Congreso de un proyecto de ley para reformar la Constitución a través de la creación de una una asamblea constituyente, que redactará el texto que luego deberá ser aprobado en un referendo popular, adelantó.

“Todos saben que una de nuestras principales banderas políticas es la convocatoria de una Asamblea Constituyente. Insistiremos en esto pero siempre en el marco de la ley y la actual Constitución”, prometió el mandatario y aseguró que ese cuerpo tendrá una composición con paridad de género y cuotas para los pueblos originarios, gremios, organizaciones populares y movimientos sociales.