El gobernador bonaerense Axel Kicillof celebró el comienzo de la campaña de vacunación anti-coronavirus y anticipó que él mismo se la aplicará. El Covid-19 “nos viene ganando” pero desde el martes “le vamos a dar batalla”, sostuvo.

“Vamos a empezar a vacunar el día martes al personal de salud. Hemos abierto una página web y el 2 de enero vamos a tener una app para celulares donde te vas a poder registrar. Ya se registraron casi 300 mil personas en la página vacunatepba.gba.gob.ar”, dijo Kicillof en C5N.

“En tres días, sin difusión, tuvimos una explosión en las inscripciones. La Provincia de Buenos Aires vuelve a demostrar que está a la altura de lo que está pasando”, agregó, y aseguró que él mismo se vacunará.

Yo me voy a vacunar. No en carácter personal; porque estuve en las terapias intensivas, todo el mundo me vio”, dijo.

Kicillof también criticó la supuesta “campaña muy intensa de desprestigio y de generar incertidumbre”. “A veces es una campaña directamente antivacunas. Si no hubiéramos traído la vacuna, habrían puesto el grito en el cielo. Trajimos la vacuna, no les gusta la que trajimos. Las redes sociales están llenas de eso, porque hay trolls y están los referentes del macrismo, todos trabajando en esa dirección. Eso hay que cortarlo”, sostuvo.

Que haya llegado la vacuna forma parte de una épica. No del kirchnerismo, del gobierno o de Alberto, forma parte de una épica de que en tan poco tiempo haya aparecido una respuesta”, agregó.

Para mí, la vacuna es un vaso de agua en el desierto. Finalmente, la ciencia –y en un tiempo récord– da respuesta a este problema que tenemos, que es el virus que nos va ganando. A partir del martes le vamos a dar batalla”, cerró.

La carta de Lavagna

Kicillof también se tomó tiempo de la entrevista para responder las críticas de Roberto Lavagna, que hace dos días publicó una carta reclamando cambios en la política económica del gobierno de Alberto Fernández.

“No me gustó su carta, no me gustó nada. La premisa era ‘Argentina no crece hace 10 años’. Yo formé parte de un gobierno que duró doce años, de esos doce años, en tres años no se creció: en 2009, por la crisis de Lehman Brothers, 2014 con una caída muy fuerte del precio de las commodities y 2012 con un problema energético que terminó en la recuperación de YPF”, respondió el gobernador.

Agregó sobre Lavagna: “Pide no caer en el populismo ni en el ajuste, pero todos sus palos son contra lo que él llama populismo. Es una orientación muy clara de cómo piensa Lavagna”.

Y completó: “Para decir una serie de generalidades y partir de una idea de que todo es lo mismo, es una ubicación que él no tiene. Le pone un reloj de arena al gobierno cuando dice que se acabaron las excusas, no sé de dónde habla”.