El Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, negó este miércoles que su esposa, Soledad Quereilhac, le haya ofrecido vacunarse contra el coronavirus Beatriz Sarlo antes de tiempo.

Están haciendo una campaña de desprestigio, están ensuciando a mi esposa. Mi esposa no habla con Beatriz Sarlo hace 20 años”, dijo Kicillof en diálogo con TN. Y agregó: “Es mentira y un ataque absolutamente canalla contra mi esposa y mi familia”.

Axel Kicillof y su esposa, Soledad Quereilhac.

Más temprano, voceros del Gobierno bonaerense precisaron que se había invitado a la escritora a participar de una cruzada de concientización para contrarrestar una campaña de desprestigio que por entonces impulsaban “parte de los medios y algunos sectores de la oposición”. Y esto fue reafirmado por Kicillof, que negó que se le haya ofrecido una vacuna “por abajo de la mesa”.

“Más pública, más arriba de la mesa no se me ocurre porque la idea era que se vacunaran y se sacaron una foto para terminar con ese tremendo trabajo que se estaba haciendo para desprestigiar la vacuna”, explicó el gobernador.

“Que campaña por debajo de la mesa puede haber si manda un mail su editor”, agregó Kicillof, y mostró el intercambio de mails que presentó la propia Sarlo en la Justicia.

La escritora declaró este mediodía en Comodoro Py durante media hora. Allí, dio precisiones ante los representantes de la Justicia que llevan adelante la causa conocida como “Vacunatorio VIP”. En la causa está imputado el exministro de Salud, Ginés González García, entre otros, y a Sarlo la citaron porque antes del escándalo deslizó durante una entrevista en TN que a ella le habían ofrecido la vacuna “por debajo de la mesa”.