El ex vicepresidente Amado Boudou cuestionó este viernes el fallo judicial que le revocó la prisión domiciliaria de la que gozaba desde el inicio de la pandemia. El exfuncionario aseguró que su caso “es una anécdota” y que “hay que estar preocupado porque a partir de febrero van a ir directo contra Cristina”.

Boudou insistió con que la causa en su contra es “trucha” y que “está todo armado”, mientras que se refirió de manera irónica al sistema judicial: “El 30 de diciembre a las 9 de la noche estaban trabajando. “Es un orgullo para los argentinos tener servidores públicos que trabajen tanto. Pero es un trabajo selectivo”, apuntó.

Luego, insistió en que la preocupación para él es la situación de Cristina Kirchner. “Hay que estar preocupado por el sistema judicial que se convirtió en un sistema persecutorio, donde la más perseguida es la vicepresidenta de la Nación”, aseguró, y añadió: “Estoy más preocupado por lo que pueda pasar con Argentina, no por mi caso”.

Sobre su situación dijo: “Sin duda pensé que, a un año con este Gobierno en el poder, no iba a ser así. Es grave lo que está pasando y la democracia está degradada”.

En ese sentido y para ejemplificar sus pensamientos, añadió que “la oposición usa a la Justicia como herramienta para boicotear las decisiones legislativas. Todo lo que se vota en el Congreso la respuesta de la oposición es ‘lo vamos a judicializar’. Se trate de la ley de la interrupción del embarazo o la reforma jubilatoria. Está claro que hay un contrapoder, que es una herramienta para los más poderosos”, opinó.

"Es grave lo que está pasando y la democracia está degradada”, opinó el ex vicepresidente.

Sobre su carrera política, el ex funcionario afirmó: “No me arrepiento de nada. Todo me da cada vez mas certezas de que estuvo bien”.

Boudou fue condenado por los delitos de cohecho pasivo (recibir coimas) y negociaciones incompatibles con la función pública, y por ello también fue inhabilitado de por vida para ejercer cargos públicos.

Sobre lo que viene durante el 2021, Boudou apuntó a la campaña de las elecciones legislativas: “Temo todo esté montado sobre la situación judicial de los K y no de las políticas que ya implementó el Gobierno e intentará durante los próximos meses”.

Lo mejor que podría pasar en la Argentina es que se revean todas las truchadas de estos años. En mi caso, testigos comprados, pericias que no se hicieron. Hay todo un entramado donde no hay pruebas, solo dichos. Lo mas sanador sería poder discutir esto”, consideró, y concluyó con una opinión sobre su estado judicial: “Hay que anular el juicio y volverlo a hacer”.