En el marco de la pandemia de coronavirus y luego del receso invernal, más de 4 millones de alumnos en la provincia de Buenos Aires de establecimientos públicos y privados regresaron este lunes a clases presenciales “de manera cuidada” en los 135 municipios, tras el receso invernal.

// Mirá también: Nicolás Trotta espera “un regreso a la presencialidad en todas las jurisdicciones”

El regreso a la presencialidad había sido anunciado el martes pasado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien sostuvo que después de las vacaciones de invierno “toda la provincia de Buenos Aires vuelve a las clases presenciales”.

Millones de alumnos regresaron a clases presenciales en provincia de Buenos Aires tras las vacaciones de invierno.Clarín

Las clases en la provincia de Buenos Aires se dictan, nuevamente, mediante el sistema de rotación presencial semanal. Es decir, una semana concurre al establecimiento la mitad de un curso y estudiarán desde sus casas la semana siguiente.

El regreso a las aulas se da en el marco del Plan Jurisdiccional para un Regreso Seguro a las Clases Presenciales, acordado con gremios y el resto de la comunidad educativa el año pasado, el cual establece pautas para la organización institucional de las escuelas para posibilitar el distanciamiento social, la adecuada circulación de aire, la limpieza y desinfección de los establecimientos y la higiene personal.

Los modelos de organización escolar y pedagógica se implementan considerando el espacio que dispone cada establecimiento educativo para respetar el distanciamiento social obligatorio.

Entre las pautas generales de cuidado, se encuentran el uso obligatorio de tapabocas para estudiantes, docentes y auxiliares; la distancia social entre estudiantes y docentes de al menos de un metro y medio entre estudiantes y de dos metros del docente en el aula, y de otros dos metros en espacios comunes.

Millones de alumnos regresaron a clases presenciales en provincia de Buenos Aires tras las vacaciones de invierno.Clarín

// Mirá también: Clases presenciales: Trotta considera “incomprensible” que la Ciudad “elimine las medidas de seguridad”

También contempla la higiene frecuente de manos (al menos cada 90 minutos), el control de temperatura al ingreso del establecimiento (máximo 37,4º C), la ventilación de los ambientes (al menos cada 90 minutos) y el mantenimiento de las puertas y ventanas siempre abiertas.

La organización de los ingresos y egresos de las escuelas se realiza en horarios escalonados que eviten la concentración de personas como pautar 15 minutos de diferencia entre los horarios de salida y entrada de los grupos de estudiantes.

De esta forma, un total de 4.240.000 alumnos que cursan sus estudios en un total de 16.400 establecimientos regresarán a clases presenciales “cuidadas” en contexto de pandemia.

Con información de Télam.