El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se reunió este martes con intendentes de la Costa atlántica en San Bernardo para evaluar el avance del coronavirus en las zonas turísticas bonaerenses y acordaron estar “en alerta”. Por el momento no harán cierres.

El encuentro comenzó a las 11 en el Centro Cultural “San Bernardo” del Partido de La Costa y finalizó pasado el mediodía. “Luego de una reunión con el gobernador Kicillof tomamos la decisión de mantenernos en alerta, dar seguimiento al aumento de casos y aumentar la información y concientización. Todos coincidimos en la importancia de defender la temporada y el trabajo”, escribió el intendente de Pinamar, Martín Yeza, en su cuenta de Twitter.

“Destaco la apertura del gobernador. No es una situación fácil para nadie, pensar en apertura de actividades mientras aumentan los casos es difícil, así como entendemos que no es pertinente hacer cierres hoy”, agregó Yeza.

Por ese mismo medio se expresó el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, que aseguró que “por el momento no van a tomar nuevas medidas restrictivas”.

Además de los intendentes Yeza y Barrera, en la reunión estuvieron presentes Sebastián Ianatuony (General Alvarado), José Rodríguez Ponte (General Lavalle), Carlos Santoro (General Madariaga), Juan Manuel Álvarez (General Paz), Guillermo Montenegro (Mar del Plata), Cristian Cardozo (Partido de la Costa), José Paredi (Mar Chiquita), Alejandro Dichiara (Monte Hermoso), Sergio Bordoni (Tornquist) y Carlos Sánchez (Tres Arroyos).

El gobernador bonaerense Axel Kicillof se reunió con intendentes de la Costa Atlántica para evaluar la situación sanitaria. (Twitter/BarreraGusOk)Twitter

Aumento de casos en la provincia de Buenos Aires

Lo que preocupa al gobernador es que los casos de coronavirus en la provincia ascendieron a 690.383, tras confirmarse 2034 nuevos contagios en las últimas 24 horas.

Se ha visto un crecimiento muy preocupante. Si queremos cambiar la curva tenemos que reducir el grado de contacto, y evitar lo más posible la movilidad y el contacto”, dijo Kicillof en una conferencia de prensa, tras reunirse con los intendentes.

Autoridades sanitarias indicaron que “un gran porcentaje de los contagiados son jóvenes”, lo que hace que el impacto sobre las unidades de terapia intensiva “no sea tan fuerte”.

“Se irá analizando diariamente, porque si los casos se multiplican se complicará la situación, sobre todo en municipios de la costa atlántica”, adelantaron.

“De manera constante se monitorea el crecimiento de casos y se evalúa la ocupación de camas de terapia intensiva. Y, mientras tanto, se analiza qué se hace en otros lugares del mundo: cuáles son las medidas, cómo se las lleva adelante y qué eficiencia tienen para tener las mejores herramientas en el caso de tener que adoptar una decisión en ese sentido”, explicaron.

En tanto, el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, se refirió al avance del coronavirus y alertó sobre la existencia de “un relajamiento fuerte en las conductas de cuidado, especialmente en los sectores juveniles”.

En diálogo con El Destape Radio, el funcionario advirtió que se observa un “crecimiento en todos lados y en el AMBA es más acelerado” y agregó que “de 1300 casos promedio en la provincia hace tres semanas, ya estamos arriba de los 3000”.

A pesar de asegurar que “ya empezó a crecer la ocupación de camas y camas de terapia”, el ministro afirmo que el sistema “sigue con capacidad de respuesta”.

“Llegamos a tener 437 camas ocupadas hace 3 semanas y hoy estamos en 510. Si se dispara, el sistema sanitario puede entrar en problemas”, resaltó y adelantó que “está en consideración la posibilidad de un toque de queda o restricción por horarios” una medida que, sostuvo, “tuvo bastante eficacia” en Europa.

Con todo, en el Gobierno provincial aclararon que “aunque la posibilidad está en agenda, no se evalúan cierres en el corto plazo”.

En ese sentido, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, afirmó que “hay consenso” para tomar nuevas medidas que frenen la curva de crecimiento de los casos de coronavirus, antes de que aumente la ocupación de las camas de terapia intensiva.

“Hay un aumento de casos significativo desde hace tres semanas. La velocidad de reproducción de casos es muy preocupante en el contexto de las fiestas, así que estamos pensado cuáles van a ser las medidas que vamos a adoptar”, señaló Kreplak en declaraciones a El Destape Radio.

Sobre las medidas en evaluación, el funcionario mencionó el ajuste en los medios de transporte, horarios en los que no se van a poder realizar actividades ni públicas ni privadas o límite en la cantidad de personas en distintos lugares.

Con información de Télam.