El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó que hay “datos de la variante de Manaos” de coronavirus en la provincia de Buenos Aires y en Capital Federal, y anticipó que volverán a “coordinarse” medidas ante el aumento de casos en la región metropolitana.

“En Provincia y Ciudad hay datos de la variante de Manaos; Nación es la que tiene la vigilancia de las cepas, que son más contagiosas”, aseguró Kicillof.

En ese sentido, indicó que “se empezó a observar el aumento de los casos en países vecinos, y esta última semana fue explosivo el incremento, primero en la Ciudad y luego en el Gran Buenos Aires”.

En declaraciones a Radio 10, el gobernador expuso que “los números son muy alarmantes” y señaló que “se veía venir: cuando uno mira la situación en Uruguay, Paraguay, Chile y Brasil, digamos casi que estamos rodeados, venían con un incremento fuertísimo de casos”.

“Ante el aumento tan grande de casos, siguiendo el decreto del presidente Alberto Fernández, la idea fue generar un retroceso en el horario nocturno, instaurando la misma que hay en la Ciudad, que es de 2 a 6 de la mañana, y después limitamos las reuniones de 20 a 10 personas”, consignó Kicillof sobre las medidas de su administración.

El mandatario bonaerense indicó que hay “comunicación” de las Jefaturas de Gabinete de la provincia y la Ciudad y señaló que habló al respecto con el presidente, quien a su vez dialogó con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por videoconferencia.

“Estamos evaluando cuáles son las medidas más pertinentes. La idea es proteger lo antes posible a la población de más riesgo y evitar el incremento de los contagios”, reiteró.

Al respecto, Kicillof añadió: “Estamos tratando de generar una coordinación de nuevo con Ciudad y Nación. Hoy arreció el crecimiento del virus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que es Capital y Gran Buenos Aires”, dijo, e insistió que “lo más conveniente es tratar de coordinar las medidas con Nación y Ciudad”.

En referencia a las restricciones que se están aplicando en el mundo, expresó que “se toman medidas fuertes y, al mismo tiempo, va avanzando la vacunación, por lo que hay que acompañar las dos cosas”.

Kicillof también reseñó que mantuvo una reunión por Zoom con los 135 intendentes bonaerenses, quienes, dijo, afrontan “realidades muy distintas” en sus distritos.

En la misma línea, el presidente Fernández insistió en la necesidad de un trabajo coordinado entre los Gobiernos de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires para moderar el alza de casos de coronavirus en el AMBA.