El diputado conservador británico David Amess murió este viernes tras ser apuñalado durante un encuentro con los votantes de su circunscripción en Leigh-on-Sea, en el condado inglés de Essex, y su asesinato fue considerado un “incidente terrorista”.

Amess murió tras ser apuñalado “múltiples veces” durante un evento en su circunscripción en el sureste de Inglaterra, conmocionando al país, aún marcado por el asesinato en 2016 de la diputada laborista Jo Cox.

“El asesinato de David Amess en Essex el día de hoy ha sido declarado como un incidente terrorista, y el Comando Contra el Terrorismo del Met dirigirá la investigación”, anunció Scotland Yard en un comunicado en Twitter.

Cómo fue el ataque fatal al diputado David Amess

Policías trabajan en las puertas de la Iglesia Metodista Belfairs, donde el diputado británico David Amess fue asesinado a puñaladas durante un encuentro con sus votantes.

El ataque se produjo en una iglesia metodista durante un encuentro que interrumpió un hombre armado con un cuchillo, según la cadena de televisión Sky News, citada por Europa Press. Un hombre de 25 años fue arrestado en la misma escena del crimen.

La investigación está siendo dirigida por el Comando Contra el Terrorismo del Met, que está trabajando en estrecha colaboración con colegas de la Unidad de Operaciones Especializadas de la Región Oriental (ERSOU) y la Policía de Essex.

“El coordinador nacional superior de vigilancia policial contra el terrorismo, el comisionado adjunto adjunto Dean Haydon, declaró formalmente el incidente como terrorismo. La investigación inicial ha revelado una posible motivación vinculada al extremismo islamista”, señala el comunicado.

Los oficiales están realizando búsquedas en dos direcciones en el área de Londres y están en curso, según la Policía. “Se cree que actuó solo y no buscamos a nadie más en relación con el incidente en este momento. Sin embargo, continúan las investigaciones sobre las circunstancias”, informa la nota policial.

amess

La política británica, de luto por el asesinato de David Amess

Amess, de 69 años, era miembro del oficialista Partido Conservador, y durante el ataque estaba reunido con sus electores en una iglesia de su circunscripción en Leigh-on-Sea.

Las primeras reacciones políticas fueron casi inmediatas, en un país marcado por el asesinato en plena calle en 2016 de la diputada eurófila Jo Cox, una semana antes del referéndum del Brexit, a manos de un simpatizante neonazi.

“Noticias horribles y profundamente impactantes”, tuiteó el líder de la oposición laborista, Keir Starmer, según reportó la agencia AFP.

Por su parte, el ex primer ministro conservador británico David Cameron lamentó estas “noticias alarmantes y preocupantes”.

El primer ministro, Boris Johnson, su partido y su gobierno no reaccionaron todavía.

La Fundación Jo Cox está horrorizada de conocer la noticia del ataque a Sir David Amess. Pensamos en él, en su familia y en sus seres queridos en este momento tan angustioso”, tuiteó la institución creada en recuerdo de la diputada laborista asesinada a los 41 años.

“Atacar a nuestros representantes elegidos es un ataque a la propia democracia. No hay excusa ni justificación. Es lo más cobarde que puede haber”, fustigó Brendan Cox, viudo de la diputada fallecida.

Cómo fue el ataque a la diputada Jo Cox

El ataque a Cox, firme defensora de la pertenencia británica a la Unión Europea y de la causa de los refugiados, conmocionó al Reino Unido, en un contexto de fuerte tensión por la campaña para aquella consulta que dividió al país.

Fue la primera mujer parlamentaria asesinada en el país y el primer diputado asesinado desde Ian Gow, víctima del IRA en 1990.

En 2010, el diputado laborista Stephen Timms fue apuñalado por una mujer tras haber votado a favor de la intervención británica en la guerra de Irak.

Y diez años antes, el asistente del diputado liberaldemócrata Nigel Jones murió durante un ataque con sable en un encuentro con electores locales cuyo objetivo era el legislador.

Con información de Télam y EFE.