Facundo Jones Huala, líder mapuche, solicitó el beneficio de la libertad condicional el 5 de octubre pasado. A raíz de esto el embajador argentino Rafael Bielsa se presentó a la petición que fue analizada por la Comisión de Libertades Condicionales de la Corte de Apelaciones de Temuco.

//Mirá también: Chile: la Corte rechazó el pedido de nulidad de Jones Huala

El líder del grupo radical Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), fue extraditado a Chile hace tres años. Al sur de Santiago cumple una pena a nueve años de prisión en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Temuco.

“La Comisión tuvo a la vista los antecedentes entregados (...) por el centro de detención preventiva de Temuco donde el detenido cumple actualmente condena”, sostuvo el diario El Mercurio, para marcar la presencia del diplomático argentino en la sesión.

JONES HUALA. Tiempo atrás (Télam/Alejandra Bartoliche/Archivo).

Según Clarín, desde la cancillería argumentaron que la defensa que hizo Bielsa de Huala se debió a la “asistencia consular” que se le da a “todo ciudadano”. En Chile tomó por sorpesa la presencia del funcionario en la Comisión.

Además sostuvieron que “el Embajador, en tanto superior jerárquico de la Consum en Concepción participó en la audiencia mencionada. Y que esa participación “tuvo por objeto garantizar la regularidad del proceso como en otras ocasiones”.

“En este caso particular, el Embajador hizo uso de la palabra a invitación de las autoridades chilenas”, explicaron desde Cancillería. A su vez explicaron que “la asistencia consular es continua, como a todos los detenidos argentinos, de hecho la Cónsul en Concepción se encuentra en este momento en Temuco visitando detenidos”.

Jones Huala sentenciado en Chile

El líder mapuche fue extraditado a Chile desde la Argentina en septiembre del 2018. A fin de ese año, el Tribunal Oral en lo Penal de Valdivia lo condenó a nueve años de prisión por el incendio de una propiedad en la estancia Pisu Pisué, el 9 de enero de 2013, y también por posesión ilegal de armas de fabricación casera.

Los jueces del tribunal determinaron por unanimidad que los indicios y pruebas reunidas por la fiscalía y respaldadas por dos querellas -una en representación de las víctimas y la otra, por el estado de Osorno- sostenian la participación del fundador de la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) en el atentado.