Tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia de ratificar la condena de Amado Boudou a cinco años y 10 meses de prisión por haberse apropiado irregularmente de la empresa Ciccone, el kirchnerismo salió en defensa de Boudou. Además, a estos reclamos se sumó el Gobierno Nacional, que cuestionó a la Justicia.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, fue el primer funcionario en expresarse públicamente sobre el fallo conocido el jueves, que pone al ex vicepresidente cerca de volver a la cárcel. En un mensaje a través de su cuenta de Twitter, el funcionario habló de “un proceso plagado de irregularidades y arbitrariedades” y reclamó “juicios justos”.

Amado Boudou, como cualquier otro ciudadano, merece que sus derechos no sean pisoteados. La Corte debía hacerse cargo de un proceso plagado de irregularidades y arbitrariedades.

— Santiago Cafiero (@SantiCafiero) December 4, 2020

“Amado Boudou, como cualquier otro ciudadano, merece que sus derechos no sean pisoteados. La Corte debía hacerse cargo de un proceso plagado de irregularidades y arbitrariedades”, publicó Cafiero y añadió: “Hasta que no logremos un funcionamiento claro y honesto del Poder Judicial en su conjunto, la sociedad entera será rehén de la duda y la desconfianza. Necesitamos juicios justos para volver a confiar”.

Este pasado jueves, la Corte Suprema de Justicia confirmó la condena a Boudou por quedarse con la imprenta Ciccone Calcográfica de manera irregular. Con un fallo unánime, dejaron al ex funcionario cerca de volver a la cárcel, ya que el Tribunal Oral 4 que lo juzgó y condenó le había impuesto una pena de 5 años y 10 meses de prisión efectiva, por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública.

Cabe recordar que las primeras críticas “oficialistas” al fallo de la Corte habían aparecido en la mañana de este viernes, cuando Axel Kicillof y Andrés Larroque salieron a cuestionar la decisión del máximo tribunal.