Son buenas noticias. Ante la necesidad de tener más vacunas contra el coronavirus, el laboratorio Richmond anunció que finalizó la producción de las primeras 448.625 dosis de Sputnik V en Argentina.

//Mirá también: El laboratorio Richmond desmintió el rumor de tener favoritismo del Gobierno para producir la Sputnik V

Finalizamos la producción de las primeras 448.625 dosis de la vacuna Sputnik V”, redactaron en la cuenta oficial de Twitter del laboratorio. Y agregaron: “Las mismas, fueron enviadas al operador logístico quedando a la espera de la liberación final por parte de ANMAT y del Instituto Gamaleya”.

Así, concluyeron: “Agradecemos el arduo trabajo de nuestros profesionales para alcanzar este primer objetivo, y continuar con nuestro compromiso de tener producción local de vacunas. Es otro hito más en nuestro sueño de ayudar a vivir más y mejor”.

El tuit del laboratorio Richmond.Twitter/@richmond_lab

Nuestro país avanzará en mayor o menor medida con la producción, dependiendo del abastecimiento del principio activo desde Rusia. En este sentido, el componente arribó al territorio el 7 de junio pasado.

En ese entonces, un vuelvo de Aerolíneas Argentinas trajo desde Moscú vacunas Sputnik V para la primera y segunda aplicación y el primer lote de principio activo.

Se esperan 500 mil dosis por semana

Si bien la exportación del principio activo desde Rusia será clave, Marcelo Figueiras, presidente del laboratorio, aseguró que están capacitados como para producir 500 mil dosis por semana. Es una cifra que genera expectativas para paliar la pandemia.

//Mirá también: La vacuna Sputnik V es “la más eficaz” contra la variante Delta del coronavirus, informó Rusia

“Si Rusia envía la materia prima y logramos empezar la semana que viene, para antes de fin de mes podríamos tener las primeras 500 mil dosis en la calle, siempre y cuando no haya demoras en el transporte, los controles de calidad, etc, que son factores que no dependen de nosotros”, le dijo a Télam en los primeros días de junio.

“La nueva planta está pensada para producir hasta 500 millones de dosis por año y ahí se podría hacer desde el principio activo hasta el envasado, es decir, la producción completa”, agregó Figueiras. Y cerró: “(La planta) tendrá la capacidad de realizar productos biotecnológicos y de producir vacunas de diferentes tipos de plataforma como, por ejemplo, la de Pfizer y la Sputnik, que usan diferente tecnología”.