Tras una serie de idas y vueltas que involucraron a los dirigentes de Boca Juniors, al presidente de la Liga Profesional de Fútbol, Marcelo Tinelli, y a las autoridades sanitarias, finalmente el Ministerio de Salud aprobaría un corredor sanitario para que Boca pueda jugar con Banfield.

//Mirá también: El comunicado de Boca tras la eliminación de la Copa Libertadores: “Fuimos perjudicados de forma alevosa”

La tarde del jueves estuvo cargada de declaraciones cruzadas. Primero, Boca anunció que recibió “la notificación verbal” de Tinelli del aplazamiento del partido de la segunda jornada contra Banfield, este sábado, pero el directivo y la entidad desmintieron lo publicado por el club.

El Ministerio de Salud aprobaría el corredor sanitario para que Boca juegue con Banfield

Directivos de la Liga habían descartado públicamente la posibilidad de postergar el partido luego de que el plantel de Boca Juniors fuese obligado por el Gobierno a aislarse tras protagonizar la noche del martes incidentes en la ciudad brasileña de Belo Horizonte en reacción a su eliminación de la Copa Libertadores por el Atlético Mineiro.

Tras el encuentro, jugadores, directivos e integrantes del cuerpo técnico se enfrentaron con policías en el interior del estadio, y varios jugadores tuvieron que ir a declarar a una comisaría.

//Mirá también: La policía de Brasil justificó el uso de gas pimienta contra los futbolistas de Boca

El Gobierno nacional había anunciado este miércoles que, al haber roto la “burbuja sanitaria”, quienes viajaron a Brasil deben aislarse por siete días. Finalmente, ahora la solución llegaría por el mismo lugar que comenzó el conflicto y el Ministerio de Salud aprobaría un corredor sanitario para que el plantel xeneize pueda asistir a jugar el partido.

Lo que se contempla es que el equipo pueda trasladarse desde el hotel a Casa Amarilla para la práctica y desde el hotel al Florencio Sola para enfrentar a Banfield.