Tras desatar un verdadero escándalo mundial en el campo de juego del partido entre Brasil y Argentina, por las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) publicó este lunes un comunicado en el que relata, en detalle, todo lo sucedido en las últimas 48 horas.

//Mirá también: Impactante video: el agente de Anvisa habría ingresado al campo de juego con un arma

La misiva explica los motivos que llevaron a los funcionarios de Anvisa a ingresar al campo de juego del Neo Química Arena e interrumpir el partido para que Emiliano Martínez, Cristian Romero, Gio Lo Celso y Emiliano Buendía firmaran un acta que allanaría el camino para que la Policía Federal los deportara por el incumplimiento de la normas sanitarias vigentes en Brasil.

El director de Anvisa defendió la postura de su entidad.

“En el ejercicio de su misión legal, Anvisa persiguió, desde el primer momento, el cumplimiento de la legislación brasileña, que, en este caso, se limitó a la segregación de los cuatro actores implicados y a la adopción de las correspondientes medidas sanitarias”, dice el comunicado.

//Mirá también: Los mejores memes del bochorno en el partido de Eliminatorias entre Argentina y Brasil

Y subraya: “La decisión de interrumpir el juego nunca estuvo, en este caso, dentro de la esfera de acción de la Agencia. Sin embargo, la selección de jugadores que no respetaron las leyes brasileñas ni las normas sanitarias del país y que, además, proporcionaron información falsa a las autoridades, exigió la actuación oportuna y eficaz de la Agencia Estatal”.

El escandaloso momento de tensión en Brasil - Argentina por el agente de Anvisa.

El comunicado completo de Anvisa

Desde la tarde de este sábado (4/9), Anvisa, en una reunión a la que asistieron representantes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y la delegación argentina, recomendó la cuarentena de cuatro jugadores argentinos, con la confirmación de que los jugadores han proporcionado información falsa y han ignorado inequívocamente la Ordenanza Interministerial 655 de 2021, que establece que los viajeros extranjeros que hayan pasado por Sudáfrica, India y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en los últimos 14 días tienen prohibida la entrada en Brasi

El domingo por la mañana (5/9), la Agencia se puso en contacto con la Policía Federal para que se tomaran inmediatamente las medidas necesarias.

En el ejercicio de su misión legal, Anvisa persiguió, desde el primer momento, el cumplimiento de la legislación brasileña, que, en este caso, se limitó a la segregación de los cuatro actores implicados y a la adopción de las correspondientes medidas sanitarias.

Desde que tuvo conocimiento de la situación irregular de los jugadores, el mismo día de la llegada de la delegación, la Agencia comunicó el hecho a las autoridades sanitarias brasileñas, a través del Cievs, el Centro de Información Estratégica en Vigilancia Sanitaria.

Como resultado de esta comunicación, todavía en la tarde del sábado (4/9) tuvo lugar la reunión en la que participaron el Ministerio de Salud, el Departamento de Salud del Estado de São Paulo, representantes de la Conmebol, la CBF y la delegación argentina. Durante esta reunión, Anvisa, junto con la autoridad sanitaria local, determinó la cuarentena de los jugadores.

Hay que aclarar que los jugadores entraron en Brasil a las 8 de la mañana del viernes (3/9), proporcionando información falsa. Ese mismo día, Anvisa identificó que la información era falsa y, todavía en la noche del 3/9, notificó a la Cievs, actualizando a las autoridades sanitarias (Ministerio de Salud y Secretaría de Salud de São Paulo).

Este sábado (4/9), a las 17 horas, se celebró una reunión con las instituciones implicadas, en la que la Agencia y la autoridad sanitaria de São Paulo informaron de la contingencia de la cuarentena. Sin embargo, incluso después de la reunión y la comunicación de las autoridades, los jugadores participaron en el entrenamiento del sábado por la noche.

El domingo por la mañana (5/9), Anvisa avisó a la Policía Federal y, hasta el inicio del partido, se esforzó, con apoyo policial, en hacer cumplir la medida de cuarentena impuesta a los jugadores, su inmediata segregación y su traslado al aeropuerto. Los intentos se vieron frustrados, desde el momento en que la delegación salió del hotel, e incluso en un tiempo considerable antes del inicio del partido, cuando la Agencia tuvo su acción retrasada en las instalaciones del estadio de Itaquera.

La acción de Anvisa, en resumen, se limitó a buscar el cumplimiento de la ley brasileña, que se limitaría a la segregación de los jugadores y sus respectivas multas.

La decisión de interrumpir el juego nunca estuvo, en este caso, dentro de la esfera de acción de la Agencia. Sin embargo, la selección de jugadores que no respetaron las leyes brasileñas ni las normas sanitarias del país y que, además, proporcionaron información falsa a las autoridades, exigió la actuación oportuna y eficaz de la Agencia Estatal.

Notificación de los jugadores

Se intentó notificar a los jugadores, que se negaron a firmar la notificación entregada por las autoridades presentes en el estadio para el retorno inmediato a su país de origen, basándose en la Ordenanza Interministerial 655/2021 y el art. 11 de la Ley 6.437/1977. Los términos fueron entregados a la Policía Federal para que tome las medidas pertinentes.

Infracción sanitaria

El encuadramiento de las irregularidades de omisión de datos en la cumplimentación de la Declaración de Salud del Viajero (DSV) y el incumplimiento de la cuarentena sujeta al Aviso de Infracción Sanitaria (AIS) individual de cada atleta que haya incumplido la legislación: Ordenanza 655/2021, RDC 21/2008 y RDC 456/2021.