En Estados Unidos, un país donde hay libre portación de armas, suelen haber tiroteos. Y este sábado ocurrió uno nuevo, esta vez en el centro de Austin, Texas, y dejó como resultado a 13 personas heridas, según informó la policía del sur del gigante norteamericano.

//Mirá también: Coronavirus: Estados Unidos compra 500 millones de vacunas Pzifer para distribuir en todo el mundo

Los efectivos comentaron que actuaron tras escuchar disparos alrededor de la 1.30 de la madrugada, los cuales generaron que una gran cantidad de personas se movilizaron de donde estaban.

“13 víctimas sufrieron heridas de bala o lesiones, y un sospechoso sigue prófugo”, indicó la policía de la ciudad en un comunicado. Y agregaron: ”Nuestros agentes respondieron muy rápidamente”. De esta manera, ellos “pudieron comenzar de inmediato las medidas para salvar la vida de muchos de estos pacientes”, según explicó Joseph Chacón, jefe de policía interno en el distrito de Austin, a través de una conferencia de prensa.

La Policía trabajando en el lugar donde se desató el tiroteo.

El tiroteo dejó a dos personas en estado crítico. Los otros 11 heridos se mantienen estables. Hasta el momento, la policía dijo que tiene la descripción de un sospechoso. De todas formas, no saben si hay más implicados.

Para dar con el o los responsables, están revisando las cámaras de varios sitios, entre los que se destacan las de seguridad pública, las del cuerpo de la policía y el video de vigilancia empresarial.

Los efectivos comunicaron que están trabajando detectives de las unidades de asalto agravado, homicidio, crimen organizado y pandillas. También lo están haciendo el equipo de la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo del FBI.

//Mirá también: Estados Unidos donará millones de vacunas COVID-19 a Latinoamérica, pero ninguna fue aprobada en Argentina

Las unidades policiales de asalto agravado y homicidio, así como una unidad de pandillas, estaban investigando el ataque, mientras que el grupo de trabajo de terrorismo del FBI había sido notificado y también estaba en la escena.

El alcalde de Austin, Steve Adler, agradeció a las fuerzas del orden, los bomberos y el personal de EMS “por su respuesta rápida”. Además aludió al aumento de la violencia armada en el área: “El repunte de la violencia armada a nivel local es parte de un aumento inquietante de este tipo de hechos en todo el país a medida que salimos de la pandemia”, dijo.

También agregó que la policía de Austin y el Concejo Municipal están implementando nuevos esfuerzos de prevención de la violencia en respuesta a la tendencia.

Los heridos

Según informó Chacón, el Departamento de Policía de Austin trasladó a seis ciudadanos a un hospital. En tanto, el Servicio de Emergencias Médicas del Condado de Austin-Travis llevó a otras cuatro. Por otro lado, tres heridos fueron por sus propios medios.

La gran mayoría de ellos (11) fueron a un hospital. Uno fue a otra institución médica y otra a un centro de atención de urgencias, producto de múltiples heridas de bala.

Con información de AFP y DPA.