El español Carlos Sainz (Ferrari) ganó este domingo el Gran Premio de Gran Bretaña, el décimo del Mundial de Fórmula 1, que se disputó en el circuito de Silverstone, y logró de esa manera su primera victoria en la categoría reina del automovilismo.

Sainz, de 27 años, se impuso por delante del mejicano Sergio Pérez (Red Bull) y del séptuple campeón mundial inglés Lewis Hamilton (Mercedes), que concluyeron segundo y tercero, respectivamente, en el circuito que albergó, en 1950, la primera carrera de la historia de la F1.

“No sé qué decir; es fascinante; mi primera victoria en mi carrera 150 en la F1, con Ferrari y en Silverstone. Es increíble”, comentó Sainz, tras lograr la victoria más importante de su carrera deportiva y su duodécimo podio en la Fórmula 1. “Es un día que nunca olvidaré”, agregó.

Mientras tanto, el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) se ubicó cuarto, delante del otro español, el doble campeón mundial Fernando Alonso (Alpine).

Con este triunfo -el trigésimo tercero para España, nueve años después del último de Alonso, autor de los otros 32- Sainz ascendió a la cuarta plaza del campeonato, con 127 puntos; a 54 del líder, el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), que este domingo terminó séptimo.

El inglés Lando Norris (McLaren) finalizó sexto, justo delante de Verstappen, que encabeza el certamen con 181 puntos, 34 más que su compañero Checo Pérez y con 43 de ventaja sobre Leclerc.

El alemán Mick Schumacher (Haas), el hijo del “Kaiser” logró los primeros puntos de su carrera en F1 al ser octavo, delante de su compatriota, el cuádruple campeón mundial Sebastian Vettel (Aston Martin), que festejó su trigésimo quinto cumpleaños con la novena plaza final.

También entró en los puntos el danés Kevin Magnussen (Haas), que concluyó décimo en la mítica pista inglesa.

Accidentado comienzo del Gran Premio de Gran Bretaña de F1

El Gran Premio Británico entregó momentos de tensión en su largada por un impresionante accidente del chino Zohu Guanyu, del que resultó ileso. El piloto asiático fue trasladado al centro médico del autódromo en estado consciente y al final de la carrera se lo pudo ver dialogando con miembros de su staff y autoridades de la categoría, en perfectas condiciones físicas.

Su auto número 24 fue impactado por el británico George Russell (Mercedes), salió volando y se arrastró varios metros dado vuelta, con las ruedas hacia arriba. Tras ese recorrido boca abajo, el Alfa Romero de Zhou terminó incrustándose contra las vallas de protección que separan la pista de los espectadores ubicados en la tribuna de la curva 1.

El Alfa Romeo del piloto chino Zhou Guanyu, durante el dramático inicio del Gran Premio de Gran Bretaña de F1 en Silverstone. Foto: AF P

Russell perdió el control de su Mercedes en plena aceleración tras un toque del francés Pierre Gasly (AlphaTauri), lo que derivó en un caos que también involucró al tailandés Alexander Albon (Williams), al japonés Yuki Tsunoda (AlphaTauri) y al francés Esteban Ocon (Alpine Renault).

”La FIA informa que, tras el incidente ocurrido al inicio de la carrera, los equipos de emergencia acudieron inmediatamente y los pilotos de los coches 23 (Albon) y 24 (Zhou) fueron trasladados al centro médico. Ambos estaban conscientes y serán evaluados”, fue el primer comunicado entregado por las autoridades.

La carrera estuvo detenida con bandera roja y se reinició casi una hora después con 17 pilotos, sin Zhou, Russell ni Albon. La escudería Williams informó que el tailandés fue trasladado en helicóptero al Hospital de Coventry para someterse a pruebas de precaución.

La siguiente prueba de la F1 será el Gran Premio de Austria; se disputará el próximo fin de semana en el Red Bull Ring de Spielberg, en Estiria.