Amado Boudou habló este domingo horas después de que varios miembros del oficialismo firmaran una solicitada por su libertad. El exvicepresidente fue condenado a cinco años y diez meses de cárcel por el caso Ciccone, y su condena fue ratificada en los últimos días del año.

“Nunca pedí un indulto, lo que dije siempre es que me gustaría que hubiera un juicio para demostrar que fue armado, que el juez Bertuzzi fue una especie de juez Moro en la Argentina, que se disfrazan de jueces para jugar a la política”, dijo al respecto en una entrevista que brindó al medio El Destape.

Y agregó: “Estoy preparado para enfrentar todo lo que tenga que enfrentar sin arrepentirme nada de lo que hice, pero el problema político es severo y tiene que ver con que si el Gobierno va a poder gobernar o no, o solo va administrar”, señaló.

Amado Boudou - Foto: EFE

Además, sostuvo que la decisión del juez estuvo influenciada por los medios: “Dos tapas de Clarín fueron suficientes para que el juez cambiara, sin argumentos, su punto de vista que había tenido varios meses antes, y sin esperar los informes que había pedido al Servicio Penitenciario Federal”, opinó.

Con duras críticas a los medios de comunicación, a la Justicia y al macrismo, una grupo de dirigentes y referentes de los sectores más duros del kirchnerismo que ofician de firmantes aseguraron en la solicitada publicada este domingo: “La persecución política contra militantes y dirigentes de la experiencia kirchnerista persiste en la Argentina a pesar del triunfo popular en las últimas elecciones”.

Y agregaron: “Estamos en presencia de una guerra que se despliega a través de medidas judiciales, fabricación de noticias que manipulan la opinión pública y el intento de crear un clima de odio e intolerancia en la población”.