El presidente estadounidense, Joe Biden, defendió este lunes “por completo” su decisión de la retirada militar de Afganistán, pese al caos desatado en Kabul, aunque reconoció que la toma de la capital afgana por parte de los talibanes se produjo “más rápido de lo anticipado”.

//Mirá también: Afganistán: pánico en Kabul tras toma del poder de los talibanes

Redención. El Departamento de Justicia de Joe Biden revivió causas criminales con policías involucrados, descuidadas por Trump. (AP)

Luego de que se difundieran las sorprendentes imágenes del terrible caos que acontece en el aeropuerto de Kabul, capital afgana, y de los talibanes que patrullan sus calles, el líder norteamericano decidió acortar su estancia en Camp David, el complejo de vacaciones presidencial, y regresar unos días antes de lo previsto.

Respaldo por completo mi decisión. Después de 20 años, he aprendido de la manera más dura que nunca habría un buen momento para retirar las tropas estadounidenses”, dijo Biden.

Luego el presidente norteamericano resaltó: “Les dimos todas las oportunidades para determinar su propio futuro. No pudimos darles la voluntad de luchar por ese futuro”.

Estados Unidos envió helicópteros militares a evacuar personal de su embajada en Kabul. Gentileza / BBC

La respuesta a cualquier ataque sería “rápida y contundente”, dijo Biden en un discurso televisado desde la Casa Blanca. “Defenderemos a nuestra gente con una fuerza devastadora si es necesario”, sostuvo el mandatario.

“Nunca se suponía que la misión en Afganistán fuera construir una nación”, postuló. Biden también amenazó a los talibanes con represalias si interrumpían las operaciones de evacuación en el aeropuerto de Kabul y advirtió que en caso de un ataque, “la respuesta será rápida y contundente”, prometiendo defender a los ciudadanos estadounidenses con “un uso devastador de la fuerza si es necesario”.

Durante su último discurso sobre Afganistan, el martes pasado, el Presidente norteamericano defendió en reiteradas ocasiones su decisión de retirar a los últimos soldados estadounidenses antes del 31 de agosto.

Pero este sábado, el mandatario había anunciado que llevarían unos 5 mil soldados al despliegue militar en Kabul, para asegurar la evacuación de civiles. Más tarde anunció otros mil más, pero para ese entonces su presidencia ya se había visto “sacudida”.

Mientras la Casa Blanca seguía enfocada en seguir el “plan Biden”, que propone reconstruir la economía del país sobre “una base más justa”, los talibanes tomaron el control completo de la capital afgana y de todo el país.

Los talibanes toman el control de Herat, Afghanistan.

Sus planes de dedicar las próximas semanas al enorme proyecto de restructuración, se vieron opacados por el colapso del gobierno afgano y el accionar del ejército estadounidense, que es financiado por Washington.

Por su parte, el ex presidente Donald Trump también se expresó en contra de las decisiones de Biden y pidió su renuncia.

El resultado en Afganistán, incluida la retirada, habría sido totalmente diferente si la Administración Trump hubiera estado a cargo. ¿Ante quién o ante qué se rendirá Joe Biden a continuación? Alguien debería preguntarle si pueden encontrarlo”, dijo este lunes en un comunicado oficial.

Noticia en desarrollo...