Lía Crucet había sido internada en una clínica psiquiátrica luego de haber perdido 60 kilos de forma repentina y atravesar un cuadro de deshidratación. A mediados de abril, la cantante fue dada de alta con el fin de continuar con el tratamiento desde su casa.

//Mirá también: Preocupa la salud de Lía Crucet: tiene esquizofrenia y demencia crónica

El médico que autorizó la salida ambulatoria de Crucet había pedido estrictamente que acompañantes terapéuticos la atiendan, como así también un psiquiatra. Su marido, Tony Salatino, fue visto en varios medios reclamando incumplimientos por parte de la obra social de la artista.

Sin embargo, a pesar de los rumores sobre la salud de Lía, la misma cantante acudió a las redes para tranquilizar a sus fanáticos. Pero su estado no hizo más que preocuparlos aún más.

El estado de Lía CrucetWeb

“Hola amigos del club de fans, acá está Lía Crucet. Muy pronto voy a estar con todos ustedes, la estoy peleando, sé que voy a salir de esta. Los quiero mucho, los amo, un beso grande para todos”, dijo.

El video fue publicado por Salatino y Karina, la hija de la artista, no se quedó conforme. “¿Hacía falta que el marido publique un video exponiendo a mi mamá así?”, escribió en sus historias.

“Gracias a Dios, se encuentra bien. Ahí estamos, peleándola, pero bien. Toma medicación, pero la va llevando bien. Está totalmente con los pies sobre la tierra, conoce a todo el mundo”, había dicho hace un tiempo Tony, en diálogo con Teleshow.

Con respecto a su relación con Karina, el marido de Crucet agregó: “Todavía no habló. El vínculo está, lo que pasa es que si la hija no llama...qué querés que te diga. Porque ella tiene que estar tranquila, si no llama por ahí está más tranquila. Que se yo, se preocupa de lejos...ni por teléfono se preocupa parece. Pero bueno, está esperando que llame, ya sabe que está acá. No sé que le pasa, pero bueno, está todo bien, no hay problema”.

El enojo de Karina, la hija de Lía CrucetWeb

Lía había sido diagnosticada de cáncer de útero en 2012 y debió transitar un tratamiento de recuperación en aquel entonces. “Hice todo lo que tenía que hacer, en un principio me dijeron que no tenía cura y los médicos no sabían qué hacer. Hasta que el Dr. Casanovo se empecinó en salvarme. Leí la Biblia, vinieron pastores a casa y oramos y en conexión directa con Jesús y Dios. De a poquito me fueron dando el tratamiento. En el último estudio salió que había desaparecido. Los médicos estaban atónitos”, contó en aquella época.

Con su reciente internación, uno de los médicos que la atendió en 2012 la revisó y confirmó que no había ningún indicio de que el cáncer haya vuelto. Sin embargo, le recomendaron que deje de fumar.

Hace poco más de un año, Malena González, nieta de Lía, y su hija Karina, habían contado que la cantante padecía de esquizofrenia y que su salud no estaba en su mejor momento.

//Mirá también: Cantando 2020: Carmen Barbieri fue Lía Crucet y deschavó a Moria Casán con una intimidad vergonzosa

“Desde que yo tengo 14 años muchas veces fue tapado por cosas que prefiero no revelar. Medicada se lleva bien, si se la cuida. En los últimos tiempos ha empeorado. No tenemos ganas de hablar de la enfermedad de mi mamá, ella no está en condiciones de hablar, porque tiene un delirio crónico”, había dicho Karina.

Internet

“No podemos involucrarla mucho, no está en condiciones. Está trabajando igual, hace presentaciones. Es un conflicto en la familia. Si no está en condiciones de hablar, tampoco está en condiciones de trabajar”, agregó.

En respuesta a estas declaraciones, Lía también había grabado un video, pero para desmentirlas. “No tengo esquizofrenia ni demencia, tengo bipolaridad. He trabajado con todos los artistas en veinte años de carrera y he ganado cualquier cantidad de discos de oro y de platino”, indicó.