El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, sufrió esta madrugada una derrota aplastante frente a los All Blacks de Nueva Zelanda, vencedores por 39-0 en un partido de la tercera fecha del Rugby Championship que se disputó en el Cbus Super Stadium de Gold Coast, Australia.

//Mirá también: Australia es la nueva sede del Rugby Championship: cómo quedó el calendario de Los Pumas

Los hombres de negro fueron verdugos impiadosos de los argentinos con la conquista de cinco tries, cuatro conversiones y dos penales. El fullback Jordie Barrett, con 14 puntos, fue el máximo anotador del encuentro que dejó a los All Black en el tope de la clasificación del torneo.

Después de sus victorias ante Australia en las dos primeras fechas, los All Blacks -máximos ganadores del Championship con 6 títulos- lideran las posiciones con 15 unidades, seguidos por el campeón mundial Sudáfrica (9), que a continuación jugaba con los Wallabies en el mismo escenario.

Los Pumas cayeron ante los All Black

Los Pumas, últimos sin puntos, buscarán revancha ante los All Blacks el próximo sábado desde las 7:05 en la cuarta jornada del Champinship programada en Brisbane, también en Australia.

Los argentinos llevan dos partidos sin poder anotar ni siquiera un punto frente a los neozelandeses, a quienes vencieron el año pasado por primera vez en su historia: 25-15 en Sydney, el 14 de noviembre, por el Tres Naciones.

//Mirá también: Los Pumas y el ranking mundial: en qué posición quedaron tras las derrotas con Sudáfrica por el Rugby Championship

Dos semanas después de aquel hito de Los Pumas, los All Blacks se vengaron con un triunfo por 38-0 en Newcastle y hoy lo hicieron con números muy similares en Gold Coast.

Los oceánicos borraron de la cancha al equipo de Mario Ledesma, que pese a su gran esfuerzo defensivo (199 tackles) no pudo contener el aluvión negro.

Con una posesión del 62 por ciento, administrada mayoritariamente en campo adversario, los All Blacks superaron con nitidez a los argentinos, que con el correr de los minutos resquebrajaron su estructura de contención producto del agotamiento físico.

Con información de Télam