El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, afirmó este lunes durante un seminario de la Cámara de Comercio que Argentina “puede retirarse del Mercosur” si se siente “incómoda” con la propuesta de apertura económica que impulsa su país, junto a Uruguay y Paraguay.

///Mirá también: Uruguay anunció avances para concretar acuerdo comercial con China, en medio de la tensión en el Mercosur

El gobierno de Jair Bolsonaro encabeza la “modernización” del bloque comercial: busca la reducción de los aranceles externos y, a su vez, permitir a los Estados miembro negociar con otros países o bloques de forma individual y no conjunta, como hasta ahora lo imponen las normas internas del Mercado Común del Sur (Mercosur).

Paulo Guedes (d), el ministro del presidente Bolsonaro. (AP/Eraldo Peres/Archivo)

La misma postura la mantienen Uruguay y Paraguay. De hecho, el presidente oriental, Luis Lacalle Pou, había confirmado a principios de septiembre que su Gobierno había iniciado gestiones para firmar un tratado por fuera del bloque regional. Y que también estaba abierto a negociar con otros países y bloques.

Mientras que Brasil y Uruguay son los países que más presionan por estas aperturas, desde Argentina aparecen las trabas ya que el presidente Alberto Fernández defiende que para negociar con otros países o bloques, las decisiones tienen que tomarse en conjunto, así como indica el Tratado de Asunción.

“Hay tres que quieren cambiar el Mercosur y Argentina no. Entendemos que no pueda abrir ahora, por su economía complicada, pero le dijimos que le damos el waiver para volver en dos o tres años, para que esto no nos impida avanzar”, explicó el brasileño Guedes. Y sumó: “Esa es nuestra posición en esta presidencia semestral. Argentina parece estar firme en esta posición antagónica porque está con dificultades”.

Brasil pretende la reducción generalizada del 10% del Arancel Externo Común para permitir una apertura de importaciones en el bloque, algo a lo que se resiste Argentina ya que pretende proteger la industria con valor agregado de esta medida.

El día que Alberto se cruzó con Lacalle Pou y Bolsonaro

La advertencia de Guedes no es una novedad. Durante las cumbres del Mercosur de marzo y julio de este año, Uruguay y Brasil ya habían comenzado a plantear la posibilidad de las negociaciones con otros países y bloques.

El presidente Alberto Fernández brinda un discurso durante la reunión por el 30° aniversario de la creación del Mercosur. (ESTEBAN COLLAZO / Presidencia / AFP)

En marzo, Lacalle Pou había cuestionado la falta de avances en la flexibilización del bloque y que el Mercosur era un “lastre” para el avance de estos tratados con otros bloques y países. Alberto contestó que si el Mercosur era una carga lo lamentaba. “No queremos ser lastre de nadie. Si somos un lastre, que tomen otro barco”.

Meses más tarde, el mandatario uruguayo anunció que iniciaría negociaciones con otros países y bloques, lo que provocó el rechazo de Alberto Fernández.

“Creemos que el camino es cumplir con el Tratado de Asunción, negociar juntos con terceros países o bloques y respetar la figura del consenso; creemos en la defensa del estado de derecho, todos somos parte de estados de derecho; el consenso es el camino más racional”, respondió Fernández en aquel entonces.