Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, exasesor jurídico y colaborador de Mauricio Macri, anunció que pidió asilo político en Uruguay, adonde vive desde diciembre, mientras desde la Jjusticia Federal podrían pedir su detención con fines de extradición, dijeron fuentes tribunalicias a Télam.

//Mirá también: Un fiscal denunció a Mauricio Macri por “instigación al delito y desobediencia”

Rodríguez Simón acusó ser perseguido por los empresarios Cristobal López y Fabián de Sousa, y jueces y dirigentes afines al Gobierno. Lo señalan como parte de la llamada “mesa judicial” que, según el Frente de Todos, funcionó durante la gestión de Cambiemos, a cuyos integrantes se acusa de realizar maniobras ilegales en perjuicio de empresarios, entre ellos los propietarios del Grupo Indalo.

Fabián "Pepín" Rodríguez Simón

“No voy a volver a la Argentina hasta que cese la persecución en mi contra. Tengo temores fundados de que si lo hiciera sería privado indebidamente de mi libertad, con peligro para mi seguridad personal, en el marco de causas judiciales amañadas como pretexto para encarcelarme”, aseguró el diputado del Parlasur, con mandato hasta diciembre de este año.

“Los empresarios Cristobal López y Fabián De Souza, con la colaboración del abogado Carlos Beraldi -de promiscua relación con el fiscal Marijuan-, me denunciaron por mi participación como asesor del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para que los concesionarios del juego en este distrito (el Hipódromo y los dos barcos casino) pagaran el impuesto a los Ingresos Brutos que adeudaban desde 2003”, explica “Pepín” en el texto que publica Clarín.

El exasesor de Macri sostuvo que la jueza María Servini, que tramita la causa en la que es investigado, cumplió “todos y cada uno de los arbitrarios pedidos del abogado Beraldi”, abogado penalista que comparten la vicepresidenta Cristina Kirchner y López, empresario del juego y dueño del canal C5N.

Sobre la solicitud de asilo, el abogado afirmó que “la petición tiene un efecto de protección, no me pueden devolver a la Argentina” pero al mismo tiempo, dijo, “es un castigo” ya que lo obligará a quedarse en Montevideo cuando toda su vida “está en Buenos Aires”.

Servini le había prohibido la salida del país a fines de marzo pero para entonces el abogado y miembro del PRO ya se encontraba en Uruguay, adonde había viajado con autorización.

Posible extradición

Poco después, su representante legal, Gustavo De Urquieta, presentó en el juzgado de Servini un pasaje de BuqueBus como prueba de que Rodríguez Simón tenía previsto regresar a Buenos Aires, aproximadamente el 15 de mayo.

Por su parte, la magistrada lo citó a indagatoria para el 26 de mayo pero finalmente resolvió reprogramar la citación para el 17 de junio.

Fuentes judiciales dijeron a Télam que, ante esta decisión de Rodríguez Simón, “están dadas las condiciones para solicitar su captura internacional”.

En ese sentido, la jueza Servini estaría avanzando en el envío de ese posible pedido de detención a sus pares uruguayos con fines de extradición a la Argentina, añadieron los informantes.

Con información de Télam.