El Gobierno anunció este lunes el Plan Registradas, que busca regularizar a las empleadas domésticas y comenzar a remover la informalidad en la que se encuentran más de un millón de trabajadoras del sector.

//Mirá también: Salario mínimo: qué aumentos pautaron para septiembre, octubre y febrero

El Plan Registradas había sido ideado en el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad, y se lanzó luego de una reunión que mantuvo Alberto Fernández con la ministra de las Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta, los ministros de Economía, Martín Guzmán y de Trabajo, Claudio Moroni; el presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker, y la titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont.

SERVICIO DOMÉSTICO. (Archivo).

¿De qué se trata el Plan Registradas?

El Plan Registradas busca que los empleadores pongan en blanco al servicio doméstico. Para ello, el Estado se hará cargo de pagar entre el 30% y el 50% del salario durante seis meses. A cambio, el empleador deberá pagarles el sueldo restante, los aportes de jubilación, la ART y la obra social a las trabajadoras.

Según informaron desde presidencia en un comunicado, cada trabajadora tendrá una cuenta sueldo gratuita en el Banco Nación, donde allí se transferirá el sueldo. Así también se logrará bancarizar a las personas y ponerlas, de alguna manera, “en el sistema”.

Plan registradas: cómo inscribirse

La inscripción a este programa estaría abierta hasta fin de año, será a través de la AFIP y podrá hacerse vía online con clave de nivel 2.

El gobierno aún no informó si los empleadores que ya tienen registradas a sus empleadas podrán acceder al Plan Registradas para que el Estado pague la mitad del sueldo.

Según el informe del INDEC del primer trimestre del 2021, sobre 1.533.000 trabajadoras de casas particulares, el 67,7% (1.038.000) no está registrada. Sólo 495.000 están formalizadas.

“Un sector feminizado, precarizado y subvalorado”

Gómez Alcorta afirmó que “es un programa de recuperación económica, generación de empleo e inclusión social de las trabajadoras de casas particulares”, al que definió como “un sector históricamente feminizado, precarizado y subvalorado, aun cuando sabemos que es una tarea fundamental que implica el sostenimiento de la vida y de la economía”.

El ministro Guzmán explicó que “la pandemia ha sido desigualadora en todo el mundo, y ha afectado especialmente a la situación económica de las mujeres. El rol activo del Estado es fundamental para atacar estas desigualdades y el esquema de políticas públicas que venimos adoptando tiene como una de sus bases esa premisa”.

A su turno, Marcó del Pont dijo que se trata al mismo tiempo de “una política de ingresos, de formalización y de bancarización e inclusión financiera” ya que “automáticamente una vez que se tenga un mes de recibo de sueldo el Banco Nación le va dar una tarjeta de crédito que va a tener un límite que se va a similar a un Salario Mínimo Vital y Móvil de hasta 32 mil pesos”.