Sebastián Villa se fue del entrenamiento de Boca debido a un cuadro febril. Si bien el testeo rápido le dio negativo, se retiró a su domicilio a la espera de una prueba PCR por precaución.

//Mirá también: Copa Argentina: Boca superó a Patronato en los penales y pasó a semifinales.

El extremo colombiano venía acondicionándose de forma diferenciada luego de ausentarse por 38 días en el predio de Ezeiza. Se habló de una pelea por no permitirle emigrar y luego él mismo publicó una foto con su madre, asegurando que su viaje a Colombia tenía que ver con su salud.

Lo cierto es que, a la espera del resultado final del testeo, el jugador Xeneize se encuentra aislado y además cumple con la sanción que le impuso el club: 15 días sin goce de sueldo ni participación en partidos oficiales por ausentarse en su trabajo.

Sebastián Battaglia decidirá qué hacer con Villa cuando esté en condiciones.

Desde el Consejo de Fútbol, siempre quisieron que vuelva y esperan que su puesta a punto termine para estar a disposición de Sebastián Battaglia, quien tendrá la decisión final acerca de su continuidad en el equipo.

Se preparaba junto a Eduardo Salvio, quien ya estaba entrenando con normalidad y hasta podría llegar a tener minutos en el Superclásico. Toto no presentó síntomas y no será testeado a menos que el PCR de Villa sea positivo.

//Mirá también: Juan Román Riquelme practicó tiros libres antes del entrenamiento de Boca y enloqueció a los hinchas

Cuándo fue el último partido de Sebastián Villa en Boca

Sebastián Villa jugó por última vez en Boca la noche del 20 de julio, en el partido de vuelta de octavos de final de Copa Libertadores ante Atlético Mineiro.

Disputó los 90 minutos y no pudo convertir su penal en la serie, que terminó llevándose el equipo brasileño. Tras el encuentro hubo escándalo por lo sucedido con el VAR a lo largo de la serie y por los incidentes y la “rotura de burbuja”, gran parte del plantel debió aislarse al regresar a Buenos Aires.

El 29 de julio, una vez terminado el aislamiento y en el regreso de los entrenamientos, el colombiano retiró sus pertenencias del predio de Ezeiza para marcharse a Colombia, a la espera de ser vendido.

Sin embargo, el club no tomó ninguna acción más que intimarlo a volver, algo que sucedió 38 días después. Ahora, con un cuadro febril y en caso de ser positivo de coronavirus, podría estar algunos días más sin entrenar en el club.