El video de un intento de secuestro ocurrido en Quilmes se viralizó en redes sociales y provocó la reacción de activistas feministas, que alertaron sobre la presencia de redes de captación de mujeres para la trata y prostitución.

El hecho que quedó registrado en las cámaras de seguridad ocurrió el sábado alrededor de las 14.20, cuando dos mujeres jóvenes caminaban por una de las calles linderas a la Plaza de Lourdes, ubicada entre Corrientes y Juan B. Justo.

Una camioneta azul frenó junto a ellas y un hombre armado bajó para intentar subirlas al vehículo por la fuerza. Afortunadamente las víctimas pudieron resistirse al intento de secuestro, y los delincuentes escaparon.

Tras conocerse el video, ambas jóvenes —”Lali Espinoza” y “Mel”— lo difundieron en redes sociales y dieron más información sobre el vehículo: una Peugeot Partner azul, con patente robada DIC-373, informaron.

Asimismo, la joven de rosa, llamada Lara, a quien el secuestrador intentó primero meter al vehículo, dio su testimonio en el medio local La mirada de Quilmes Oeste.

“Íbamos caminando por la calle y se escucha un auto que frena, se baja y me muestra que tiene un arma. Reaccioné no sé cómo y empecé a correr lo más que pude, a lo que este chabón me agarra del pelo y me tira para atrás. Me caigo y me puse como bolita como para hacer fuerza para que no me levante, porque me quería levantar. Mientras me trataba de agarrar el conductor decía ‘dale, subila a la camioneta’, por eso yo trataba de tirarme al piso para que no me levante”, relató Lara.

Continuó la joven: “La mayoría de los chorros cuando te quieren robar te dicen ‘quedate quieta y dame todo’. En este caso no fue así, a mi amiga no le robaron nada. Incluso a mi amiga, cuando el chabón me quería levantar, ella le pegabada patadas y el chabón estaba armado y no hizo nada. Podría haber pasado lo peor, porque en un mal movimiento se le podría haber escapado un tiro”.

“Cuando se suben al auto me levanté y empecé a correr para ver la patente. Ya hice la denuncia pero no me la tomaron como intento de secuestro, me la tomaron como robo porque me robaron el celular, pero se lo llevaron para no irse con las manos vacías, pero eso no fue un robo, porque decían ‘subila a la camioneta’”, agregó Lara.

Las reacciones

El terrible video y el testimonio de Lara y su amiga alertaron a varias activstas feministas que comenzaron una campaña para visibilizar el hecho, que atribuyeron a “lugares donde necesitan mujeres para entrar en el sistema prostibulario”, como declaró en Instagram Florencia Freijo.

Todos sabemos lo que sucede con las pibas pero nadie en el Poder parece alarmarse por lo urgente. Mientras tanto tienen miedo, nosotras vemos el vídeo y tenemos miedo, y la sociedad nos sigue mostrando en la cara lo solas que estamos”, escribió.

“La trata existe y como siempre digo, no es la traffic blanca. Pero a veces este modo también es representativo de una demanda por sexo que crece con más fuerza día a día, y una oferta que no alcanza a abastecer esa demanda. Necesitan mujeres”, agregó.