Independiente venció 1-0 a Racing en el clásico de Avellaneda. Contento tras el triunfo, Silvio Romero aseguró este lunes que fue “una noche redonda” por su gol y los tres puntos que sirvieron para que el “Rojo” sea líder absoluto de la Liga Profesional. Además, habló del plantel y de la relación con Julio César Falcioni.

//Mirá también: Independiente se quedó con el clásico: venció 1-0 a Racing y es líder

“Es un plantel que somos pocos, los que están tienen que hacer un esfuerzo muy grande, como el caso de Lucas Rodríguez, que jugaron muy al límite, muy tocados, pero queriendo estar, entendiendo la situación que atravesamos. Y eso se valora”, sostuvo en diálogo con el programa F90 (ESPN).

Sobre las críticas por la jugada fallida en el primer tiempo, analizó: “Pasás de ser odiado a querido en una jugada. Es parte de esto, los mismos que te critican son los mismos que festejan. Hay que tratar de estar tranquilos. Sabíamos que estábamos haciendo un partido correcto, que teníamos que aprovechar las situaciones que teníamos porque, si bien la cancha se la bancó 10 puntos, no estaba en condiciones normales y las situaciones que quedaron había que aprovecharlas”.

“La del primer tiempo podría haber ido de zurda en vez de derecha, se me pasó, me jugó una mala pasada la cancha, y después en el segundo tiempo por suerte entró”, completó.

La relación del plantel con Julio César Falcioni

Sobre la relación del plantel con Julio César Falcioni, contó Romero: “Se ha formado una comunión muy buena entre el cuerpo técnico y nosotros. Pasamos muchas adversidades el semestre pasado y eso hizo que la relación se fortalezca un poco más”.

“Justamente ayer antes del partido conversamos y tuvimos una charla. El grupo sabía que, más allá del resultado, el grupo le iba a responder e iba a hacer el mismo esfuerzo que hizo contra Santos, las primeras fechas del torneo, y él se siente reflejado con eso”, contó.

Nos ha traido mucha tranquilidad, es un hombre de mucha experiencia, sabe los momentos por los que está atravesando el club, y esa tranquilidad era la que nos hacía falta. No es casualidad que el torneo pasado estuvimos en semifinales, ahora vamos primeros, por ahí no con el mejor plantel, pero sí con mucha comunión”, sumó.

“Un desahogo”

En diálogo con F90, Romero analizó: “Hay muchos chicos en el plantel que están haciendo sus primeras armas, es un plantel corto, y que nos regalemos estas victorias y rendimiento en un partido tan importante es para festejarlo, porque ganar un clásico es importante y además que quedamos primeros, que no es poca cosa.

//Mirá también: Independiente - Racing: los mejores memes del Clásico de Avellaneda

Y completó: “Además por lo que se nos venía negando. Con Santos hicimos por ahí el mejor partido de los últimos tiempos y nos quedamos con las manos vacías, sintiendo que fuimos muy superiores al rival, generando muchísimas situaciones de gol”.

Y celebró “otra vez regalarle una alegría a la gente que siempre nos apoya, a la que siempre está, regalarle otra vez un triunfo en un clásico”.

El gol de Silvio Romero a Racing