El lunes a la noche unas 23 personas murieron en México tras la caída de una formación del Metro de la Ciudad. Además unas 70 personas resultaron heridas. La historia tuvo también sus sobrevivientes, quienes lograron escapar de entre hierros retorcidos para ayudar a los demás y salir del lugar con vida.

//Mirá también: Una avioneta se estrelló contra una camioneta en Estados Unidos, murieron tres personas

Los relatos de estas personas fueron recogidos por distintos medios mexicanos, que los plasmaron así:

“Escuché un ruido muy fuerte y las personas comenzaron a caer en cascada. Me agarré muy fuerte y me golpearon las personas que venían cayendo. Yo iba en el vagón que se dobló. Muchas personas se lastimaron muy feo”, dijo Pedro Cervantes a Corresponsales MX.

“Somos pocos los que tuvimos pocos golpes. En el vagón venían 30 o 40 personas. No vi a ningún muerto, pero vi personas mutiladas”, agregó.

Por otro lado, Enrique Bonilla, un herrero de 57 años que volvía de su trabajo, narró: “Hubo un tronido muy fuerte y todo se dobló hacia abajo. Todo estaba doblado totalmente y se escuchó ruido a láminas. Mucha gente aplastada, yo quedé entre los de arriba”.

“Salimos volando y nos pegamos contra el techo. Estuvimos 15 minutos encerrados entre los fierros del tren”, revivió Mariana, de 26 años, para El Universal. La joven contó también que ayudó “a varios ancianos a salir por la ventana, y luego por las escaleras”.

//Mirá también: Estampida en Israel: los dramáticos videos del momento del derrumbe que dejó más de 40 muertos

Itzel García, de 18 años, recordó que “fue horrible, muy traumático”, pero se mantuvo firme a la hora de reclamar, ante el micrófono de Reforma, “que no le den atención a las instalaciones del Metro es algo terrible”.

Entre quienes se sumieron en la desesperación están también aquellos que no protagonizaron el accidente, pero que llegaron al lugar para encontrar a algún familiar o amigo que viajaba en esa formación.

Tragedia en el Metro de la Ciudad de MéxicoINSTAGRAM @CSDRONES | Reuters

Como Marisol Tapia, que no puede encontrar a su hijo de 13 años, Brandon. “Hablé con él cinco minutos antes, estaba yo muy preocupada y ya iba en Metro Periférico, en eso prendo la tele y veo todo”, contó la mujer, llorando.

Marisol contó que recorrió los hospitales y no encontró a su hijo, ni el nombre escrito en ninguna lista. “Ahora lo vamos a buscar en la lista de cadáveres. Los policías no nos dicen nada y el Gobierno tampoco”, agregó, con una foto de Brandon en la mano.