Se calcula que 60 personas murieron por las inundaciones registradas el miércoles a la noche en la aldea afgana de Meherdish, en la provincia de Nuristán. Además, hay más de cien desaparecidos, confirmaron las autoridades del país centroasiático.

//Mirá también: Alaska: un terremoto de 8.2 generó una alerta de tsunami, que luego fue suspendida

Las inundaciones destruyeron completamente la localidad, indicó el gobernador de Nuristán, Haafiz Abdulqayum, y resaltó que las fuerzas de seguridad no han podido acceder a la zona ya que se encuentra bajo control de los talibán.

Por su parte, el jefe del consejo provincial de Nuristán, Saadulá Payenda Zoye, informó que las inundaciones han arrasado unas 200 viviendas y pidió ayuda a las autoridades central y provincial para apoyar a los damnificados, indicó la cadena de televisión afgana Ariana.

Tras la tragedia, varios parlamentarios provinciales elevaron a 130 el número de muertos, pero esta cifra no fue confirmada oficialmente. Nuristán es una provincia montañosa propensa a inundaciones y riadas, si bien las de esta año han sido especialmente devastadoras.

//Mirá también: Brasil: el sur atraviesa una ola polar con tormentas de nieve y temperaturas bajo cero

Este tipo de fenómenos son frecuentes en Afganistán. En mayo murieron más de 50 personas a causa de las inundaciones registradas en el oeste del país centroasiático, según el balance de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (ANDMA).

Con información de DPA.