Mediante el “cuento del tío”, una mujer de 93 años fue víctima de una estafa y le robaron más de 4,5 millones de pesos. Los delincuentes le hicieron creer que se venía un “corralito financiero”, por lo que la señora extrajo de su caja de seguridad de un banco en la localidad bonaerense de San Nicolás y se los entregó a los estafadores.

//Mirá también: Estafas telefónicas: un anciano cayó en la trampa y le robaron unos 5.000 dólares

La anciana recibió un llamado telefónico de una mujer, quien se hizo pasar por su hija y le dijo que se implementaría en el país un “corralito financiero” a raíz de la crisis económica, de manera que le sugirió que retirara todos sus ahorros de su caja de seguridad.

Asimismo, la estafadora le indicó que un amigo de su hija pasaría a buscarla y la llevaría a la entidad bancaria para que realice el trámite.

El ladrón acompañó a la víctima a la sede de un Santander.

Tal como planearon, el hombre concurrió al domicilio de la víctima y la llevó a la sede del Santander Río en San Nicolás y, luego, se apropió de la totalidad de sus ahorros. En total le sacaron 4.540.000 pesos entre moneda argentina, dólares y alhajas.

Un sospechoso detenido

La policía detuvo a un sospechoso, un hombre de 62 años de nacionalidad uruguaya que tenía antecedentes penales tanto en Argentina como en su país de origen, quien quedó a disposición de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) 13 de San Nicolás, a cargo de Rubén Darío Giagnorio.

A raíz de la denuncia intervino la UFI 13, que junto a integrantes de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de San Nicolás visualizaron los registros de las cámaras de seguridad y rastrearon las llamadas de la zona. De esa manera, lograron identificar al hombre que había concurrido al banco junto a la víctima.

//Mirá también: Se enteró por la Policía que le habían robado el auto del frente de la casa

Por este motivo, se allanó el domicilio del hombre en la calle Campo Ledesma sin número, en la zona del Cuartel II, en el sector rural de la localidad bonaerense de Marcos Paz. Allí, hallaron 200.000 pesos que, se sospecha, forma parte del dinero robado a la anciana, junto a las prendas que el hombre tenía puestas al momento del hecho.

Además, se incautó una pistola Browning Hi Power 9 milímetros con la numeración limada y casi un centenar de municiones. El hombre fue imputado por “estafa” y por “tenencia ilegal de arma y munición de guerra”.