El escándalo de la vacunación VIP parece no tener fin. La escalada fue tal que este lunes el Gobierno se vio obligado a anunciar que publicará la lista de personas vacunadas contra el coronavirus por el Hospital Posadas. Y en las últimas horas se sumó un nuevo capítulo: se conoció que los colaboradores de Ginés González García, que debió renunciar a su cargo como ministro de Salud, también recibieron la vacuna Sputnik V.

Según informó el diario Clarín, González García no era el único que disponía y repartía las “Sputnik VIP”. Su sobrino y jefe de gabinete, Lisandro Bonelli, también manejaba a discreción el acceso a las vacunas, junto a Marcelo Guille, empleado por el ministerio y director suplente de la sociedad Carpor SA, y Claudio Miguel D’Amico, que trabaja en la cartera de Salud y que apenas asumió en la gestión el exministro lo pidió en comisión desde el PAMI a la Secretaría de Equidad del ministerio.

Los registros oficiales del Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA) indican que Bonelli, Guille y D’Amico fueron vacunados como “personal de salud”, al igual que procurador del Tesoro de la Nación, Carlos Zannini.

D’Amico se vacunó el jueves 18 de febrero durante el operativo secreto llevado a cabo por especialistas del Hospital Posadas. En tanto, Bonelli se vacunó el 11 de enero por primera vez y recibió la segunda dosis el 2 de febrero. En el caso de Guille recibió solo la primera dosis, el 13 de enero, según publicó Infobae.