Durante la jornada del domingo 13 a las 4:30 hs. cuando Personal de la Dependencia Arroyito realizaba un control preventivo en zona céntrica, observa que en calle 25 de Mayo al 1000, un negocio estaba con sus puertas abiertas al público.

Los efectivos descienden del móvil y uno de los comerciantes cierra las puertas del comercio, quedando otro de los propietarios en la vereda. Se lo identifica y se le informa que no podía tener abierto el negocio ya que estaba vigente el Decreto Nacional.

En ese momento, desde el interior del comercio sale un hombre increpando a los uniformados aduciendo que lo iba a golpear. Se procede al labrado de la multa por el incumplimiento del límite de horario y días habilitados p/act. Art. 1.2B, Ley N°10702 Covid-19. Se hace entrega del procedimiento en la Unidad Judicial con conocimiento de la Fiscalía de Instrucción de esta ciudad y se labra acta de constatación.