La senadora provincial Lucrecia Egger aseguró que la gestión de Axel Kicillof “le da la espalda a Azul en la obra pública” al cuestionar el atraso de las obras comprometidas por el gobierno provincial para la ciudad de Azul, tras el tratamiento de la ley fiscal impositiva aprobada por la Legislatura en el año 2020.

“Hace prácticamente un año que Azul presentó los proyectos que tienen los fondos asignados comprometidos en el Fondo de Infraestructura Municipal que fue distribuido vía CUD, a todos los municipios de la provincia”, manifestó Egger, y explicó que para el distrito asignaron $ 14.903.000 para la concreción de tres obras: baños para el Balneario Municipal, reconstrucción total del Puente Amarillo del Parque y la construcción de un puente peatonal sobre el Arroyo Azul.

“La excusa que da el Ministerio de Infraestructura de la provincia cuyo titular es Agustín Simone es casi una burla después del tiempo transcurrido: tecnicismos”, señaló la legisladora, y afirmó que el monto de dinero acordado oportunamente, en la actualidad no alcanza para la culminación de las tres obras. “Esta discriminación o inoperancia por parte del gobierno de Kicillof obliga al municipio a dar de baja un proyecto ya que los presupuestos elevados el año pasado no cubren los gastos que los trabajos demandan”, afirmó.

Según explico Egger, el intendente Hernán Bertellys debió reformular el proyecto original donde se preveían la construcción de dos puentes, quedando solamente la obra del Puente Amarillo. “Cuando se actúa de esta manera no se está discriminando a un gobierno por no ser del color político del gobernador, si no que se le priva a todos los ciudadanos de Azul de poder tener acceso a estas obras”, opinó Egger y manifestó que “el ida y vuelta del Secretario de Obras y Servicios Públicos de la comuna Carlos Caputo con el Ministerio es diario, por lo que resulta inentendible que no se haya girado un solo peso al municipio para poder comenzar con estos trabajos”.

Por último, Egger informó que realizará un pedido de informes desde el Senado a la cartera bonaerense a fin de solicitar datos sobre los montos otorgados a cada municipio, “de esta manera podremos saber si se trata de un hecho de discriminación hacia nuestra comunidad o es pura inoperancia al momento de autorizar este programa”, consignó.

“Lo único que tenemos claro los vecinos de Azul es que esta ley fue votada hace un año y aún en nuestra ciudad no vimos nada y lo que es peor aún, se tuvo que bajar un proyecto porque los costos actuales no permiten afrontar los tres previstos en la presentación inicial”, dijo.