Le decían el “Gringo”, César Adolfo Colantonio fue el máximo exponente en el mundo de las bochas en nuestro país. Marcó una época que hoy finalizó con su fallecimiento a los 84 años luego de estar internado en el Hospital Español.

Su trayectoria está plagada de éxitos.

- Dos premios Olimpia de Plata (1974 y 1984).

- Obtuvo 15 campeonatos argentinos y 23 provinciales.

- Participó en los Mundiales de Suiza, Italia y Argentina, siendo medalla de plata en 1987 en el Luna Park.

Colantonio integró la selección Argentina que ganó la medalla de Plata en 1.987 en el Mundial disputado en nuestro país.

“Cesar, Bocha, Kito, de las maneras que lo fueron llamando sus amigos, llegó a Bahía Blanca después de haber triunfado con Aristimuño (desde González Chávez) y empezó los pasos de algo insuperable (...) se transformó desde su llegada a La Armonía en el ídolo de muchas y varias generaciones. Puso las bochas más alto y subió la vara de una Asociación que encontró en él, el emblema más importante de las historia. Colantonio fue parte de una generación de grandes deportistas de grandes jugadores de Bochas, pero si dudas su estampa, su personalidad, su grandeza y sus victorias serán imposible de borrar”, escribió el medio especializado Tiempo de Bochas.

A raíz del fallecimiento de Colantonio, la Federación de Bochas de la Provincia de Buenos Aires decretó 5 días de duelo.