Ante la crecida de los casos de influenza, se dispuso reforzar las dosis e incrementar la cantidad de lugares donde vacunarse.

La campaña había comenzado con:

– Personal de salud

– Embarazadas

– Niños entre 6 meses y 2 años

– Niños y niñas de 2 a 3 con factores de riesgo

– Personas de 4 a 64 años con factores de riesgo

Ahora se abrió a adultos mayores de 65 años y a puérperas.

Las personas que entran en esos grupos podrán acercarse a las unidades sanitarias u hospitales de la ciudad.

En tanto que los afiliados a PAMI pueden ir a las farmacias para recibir la aplicación.