Las tareas para controlar el fuego en el paraje Cuesta del Ternero, a pocos kilómetros del El Bolsón, siguen de manera intensa porque ya son unas 10.000 las hectáreas afectadas por las llamas, que según detalló la gobernadora rionegrina, Arabela Carreras, se desencadenó el fin de semana en una casa particular. Al mismo tiempo remarcó que el inicio no habría sido intencional. Los pobladores de la zona temen por el imparable avance.

Según detalló en diálogo con TN, el origen de las llamas sería el asado que una familia hizo el fin de semana en la zona afectada. “Desde el aire se ve muy claramente el lugar donde se inicia el fuego, que es precisamente una vivienda particular en esa zona. La situación se está investigando en este momento y recién nos hemos comunicado con el procurador de la provincia, que con la Policía de Río Negro tienen un hipótesis muy avanzada y muy cercana a la planteada”, señaló Carreras.

La investigación sigue y no hay nada comprobado, pero la Gobernadora sostuvo que no se habría tratado de un incendio intencional: “Sería una situación culposa y no dolosa, por lo que un lamentable descuido habría generado este desastre ambiental que realmente pone la piel de gallina cuando se lo observa desde el aire, porque no tiene límites y está avanzando de manera preocupante hacia la provincia de Chubut”, explicó.

Las llamas hasta el momento consumieron unas 10.000 hectáreas y destruyeron dos casa, afortunadamente no hay que lamentar muertes ya que los ocupantes de las casa habían sido evacuados. La Gobernadora llevó tranquilidad a quienes viven y están de visita en El Bolsón, ya que sostuvo que el fuego no llegará hasta allí. “Tenemos una ocupación turística que está por encima del 90%, algo que nos sorprendió y que era inesperado a raíz de la pandemia, así que decir que es una localidad que está en perfecto estado y que detrás del Cerro Piltriquitrón se está desarrollando el incendio, que por el momento se mantiene alejado de la población”, sostuvo.

No es una situación para relajarse, es un desastre ambiental, sin embargo hoy tenemos muy controlados a cada uno de los vecinos que viven en la zona”, comentó Carreras en cuanto a las personas que viven en el paraje que está siendo destruido por el incendio. En el lugar trabajan unos 100 brigadistas con helicópteros y aviones hidrantes, pero los vecinos están preocupados: “Estamos preparados porque vemos cómo el fuego va bajando de a poco. Tenemos miedo de que cruce la ruta porque de este lado, es todo bosque, están nuestras casas y la planta de gas, de modo que puede volar hasta El Bolsón”, dijo Claudio Straitas a Diario Río Negro. El hombre vive en el paraje Los Repollos junto a otras 8 familias.