El fuego sigue avanzando en la zona de Cuesta del Ternero y autoridades locales piden refuerzos al Gobierno Nacional para evitar que esta catástrofe ambiental siga creciendo. Actualmente están trabajando 185 brigadistas, bomberos voluntarios y personal municipal, detalló el intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano.

La solicitud fue al Ministerio de Ambiente ya que necesitan reforzar el operativo con aviones hidrantes y más personas para intentar contener las llamas que hace más de 11 días consumen miles de hectáreas. “Las condiciones climáticas de los últimos días reavivaron diversos focos”, detallan desde la comuna según informa Diario Río Negro. Al mismo tiempo informaron que hay personal trabajando en el barrio Unión para tratar de evitar que el incendio llegue al lugar.

Brigadistas trabajan intensamente en el lugar para controlar las llamas (@splifrionegro).@splifrionegro | Instagram

Debido a la presencia de casas más abajo, sobre la costa del Arroyo Ternero, se convocó a Bomberos Voluntarios y se colocaron tres equipos de bombeo sobre el mencionado arroyo de modo de proteger las viviendas existentes”, detalla el parte diario que emitió el Splif de Río Negro.

En el lugar trabajan brigadistas de todas partes del país, el miércoles llegaron 10 trabajadores de Neuquén, 11 del Parque Nacional Nahuel Huapi y otra decena del Parque Nacional Los Glaciares. Mientras que personal de la provincia de Córdoba tuvo que ser socorrido al ser quedar “atascados” cuando se produjo una “línea de fuego por debajo” en el sector seis. “Se protegieron debajo de una piedra donde tuvieron que esperar cuatro horas, respirando humo. Estaba muy oscuro por el humo y no podían salir. Debieron rescatarlo con un helicóptero que a pesar del humo, logró llegar a ese sector”, detalló Nicolás D’ Agostino, segundo jefe del Splif El Bolsón.

Brigadistas trabajan intensamente en el lugar para controlar las llamas (@splifrionegro).@splifrionegro | Instagram

Sobre la situación actual, D’Agostino señaló: “El problema que tenemos es la meteorología. Hace mucho calor, hay viento en la zona del incendio y muy poca humedad”. Al mismo tiempo comentó que trabajan intensamente en horas de la mañana aprovechando las bajas temperaturas para evitar que pasado el mediodía estas reaviven las llamas de manera mas abrupta. “La idea, continuó, es volver temprano para que los muchachos puedan descansar pero nunca volvemos antes de las 21. Se trabajan unas 14 horas”, informó.