Nadia Sueldo está a un año de recibirse de Ingeniera Eléctrica y ya se encuentra en el ojo de los reclutadores de grandes empresas. Tiene 24 años y divide su tiempo entre el trabajo y la facultad: estudia Ingeniería Electricista en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y no solo es la única mujer de su clase, sino que tiene el mejor promedio.

"Ser el mejor promedio es un orgullo en general. Espero que ayude a sacar un poco el prejuicio de decir 'ah mirá había una ingeniera eléctrica mujer'. Si alguna tiene las ganas, al menos debería considerarlo. Si este reconocimiento sirve para algo que sea para que me miren y digan 'entonces yo también puedo'", sostuvo en diálogo con Clarín.

(Foto:Clarín)

La joven de 24 años notó la diferencia de género en sus clases desde su primer año: en la materia Introducción a la Ingeniería Eléctrica tuvo 9 compañeros, todos hombres. "Al ser pocos, somos muy amigos. He llegado a hacer materias de a dos personas y lo máximo fueron 13", contó.

Si bien Nadia es apasionada por su carrera, contó que durante sus años de estudio acumuló una serie de comentarios machistas que hoy ya no deja pasar. Uno de los casos fue el de un profesor que dictaba Física III, cuando le pidió al curso que responda una pregunta. Lo hizo Nadia y el hombre quedó anonadado: "Chicos, no puede ser que me esté respondiendo una mujer y ustedes no".

(Foto:Clarín)

Otra anécdota fue en la materia Medidas Eléctricas. El docente trataba de decir la palabra "aluminio" y no le salía: "Empezó a decir 'ese material metálico, que usan ustedes las mujeres para cocinar'. Casi me muero, pensé 'me paro y me voy'".

También en el ámbito laboral encontró obstáculos por ser mujer. En 2016, tuvo una entrevista de trabajo en una fábrica. Sus aptitudes eran increíbles, pero el dueño no la contrató porque, al tener empleados hombres, "los iba a distraer".

Nadia conoció a su novio estudiando Ingeniería. (Foto:Clarín)

A pesar de las batallas debe enfrentar, la joven es segura de sí misma. "Habiendo llegado hasta acá ya demostré que estoy capacitada más allá de ser mujer", dijo y contó que, finalmente, consiguió una beca de la empresa Edesur por sus buenas calificaciones.