Distintos ciudadanos manifestaron su descontento y presentaron quejas ante el servicio de acarreo en la Ciudad de Buenos Aires, al cual lo consideran injustificado. Además, sostienen que maltratan a los vehículos.

//Mirá también: Organizaciones sociales realizaron “desayunos populares” en reclamo de asistencia

Las grúas corresponden a dos empresas que tienen sus contratos vencidos desde 2001, aunque firman prórrogas desde ese entonces. Cada una de las empresas cuenta con 12 unidades.

El diario Clarín informó que observó a grúas circulando a “mayor velocidad que la permitida”. De esta manera, los autos que trasladan sufren daños por las imperfecciones de las calles, cunetas y demás. El mismo medio comentó que pueden sancionar al conductor y a la compañía.

Para determinar si funcionan de mala manera, los acarreos disponen de cámaras que los controlan. Además, quienes manejan la grúa son acompañados por agentes de tránsito, quienes toman fotos del procedimiento. Esta resulta otra prueba más de los hechos.

Con la llegada de la pandemia, entre tantas medidas, se impuso que haya libre estacionamiento. Esto hizo que el servicio de acarreos baje considerablemente sus funciones.

Antes de la llevada del coronavirus, se realizaban entre 13 y 15 mil, según indican las cifras oficiales. Para dimensionar lo que ocurrió en el último tiempo, en abril del 2020 hubo tan solo 27 en el mes. A medida que el virus fue cediendo, y con ello las restricciones, en abril de este año existieron nueve mil acarreos.

Costo del acarreo y daños en los vehículos

En caso de darse un acarreo, para recuperar el vehículo se deberá abonar 4.350 pesos. Además, la multa por estacionar mal es de 3.905 pesos.

//Mirá también: Protesta contra las restricciones del Gobierno en el Obelisco

Grúa de la Ciudad de Buenos Aires.Clarín.

Abonar estos montos pueden significar un dolor de cabeza para los conductores. Pero, aún más, si notan que su vehículo cuenta imperfecciones que antes del servicio no tenía.

Según remarcaron las autoridades porteñas, en diálogo con Clarín, las empresas deberán pagar los arreglos de los daños que generaron. El mismo diario anunció en más de una oportunidad que los choferes aumentan su velocidad para recoger autos e incrementar los acarreos.