El reparto de las vacunas contra el coronavirus generó un nuevo conflicto entre Nación y la ciudad de Buenos Aires. El Gobierno porteño reclama recibir más dosis, algo que fue ratificado por Diego Santilli, que aseguró que tienen la capacidad de vacunar a mayor velocidad de lo que lo están haciendo.

Estamos preparados para vacunar 25 mil personas por día pero necesitamos las vacunas. Estamos preparándonos para llegar a un millón 200 mil personas en 45 días. Pero hay que tener las vacunas. Si tuviéramos un millón y medio de vacunas, nosotros en 45 días vacunamos a todos”, aseguró el vicejefe de Gobierno porteño en diálogo con Radio Mitre.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, había pedido cambiar la asignación de partidas de vacunas de acuerdo a la cantidad de personas que integran grupos de riesgo y no por la población general que tiene cada jurisdicción.

La Nación ha tomado una decisión de distribución basada en la población general cuando la vacuna se aplica a grupos de riesgo y los grupos de riesgo no son proporcionales en todas las jurisdicciones. Todo el mundo sabe que la ciudad de Buenos Aires tiene una carga de trabajadores de la salud muy superior al promedio de la Argentina y tiene una pirámide poblacional mucho más envejecida”, había reclamado Quirós.

Al respecto, Santilli precisó que “la ciudad recibe en función de lo que a Nación le va llegando, el porcentaje correspondiente a nuestra población”. Y explicó: “Lo que plantea Quirós no es a modo de queja, sino que la ciudad está sola representada en los dos segmentos que hoy estamos vacunando, es decir, en los dos sectores como trabajadores de salud y adultos mayores, la Ciudad está sola representada poblacionalmente”.

Santilli dijo que la sobrepoblación de trabajadores de la Salud “muchas veces en la Ciudad de Buenos Aires, tiene que ver con un sistema diseñado hace más de 70 años que era de la periferia hacia la salud”.

Asimismo, planteó que ocurre “lo mismo con los adultos mayores” porque “tenemos 150 mil mayores de 80 y 250 mil de 70, eso nos da un punto más porcentual en términos de adultos mayores”.

Lo que nos está pasando es que tuvimos que limitar la etapa de +70 a +80 para poder cumplir con los dos sectores. Por eso la vacuna china que es para menores de 60 la destinamos a trabajadores de la salud”, precisó.

“Por eso, la Ciudad tiene 34 hospitales públicos, 46 centros de salud. Pero también tiene los sanatorios de las prepagas, de las obras sociales”, profundizó.