Luego de la última actualización semestral del valor de las unidades fijas, las multas de tránsito sufrirán un aumento del 35% en la Ciudad de Buenos Aires.

//Mirá también: Caos de tránsito en el centro porteño por una marcha en la 9 de Julio

En la Ciudad, las infracciones tendrán un incremento del 35%.

En este sentido, las infracciones por exceso de velocidad podrían llegar a costar hasta $212.000, mientras que pasar un semáforo en rojo, hasta $79.500.

Esto se debe a la actualización semestral del valor de las unidades fijas (UF), que pasó a estar de $39 a $53.

Explicaciones del incremento

La Ley 451 de Faltas indica en su artículo 20 que este tipo de infracciones viales son determinadas en UF. En ese sentido, cada una tiene un valor equivalente a medio litro de nafta de mayor octanaje, según lo informado por el Automóvil Club Argentino (ACA).

El aumento de $39 a $53 se define de manera semestral, por lo que estas subas suelen determinarse durante el período de enero a agosto de cada año.

Así fue como el ACA, el pasado 17 de agosto, publicó que el valor a la venta del litro de nafta de más octanaje responde a un precio de $105,80. De ahí se decanta que el medio litro tiene un costo para el público de $52,90, lo cual se redondeó a $53. A partir de allí es que se calculan los costos de las multas de tránsito.

Hay que tener presente que debido a la pandemia de coronavirus, el costo de las sanciones de tránsito se había visto congelado.

¿Cuáles son los principales aumentos?

Debido a estos nuevos valores de las UF, las multas por exceso de velocidad son de las que más destacan en cuanto a sus costos.

Anteriormente, el pago de la multa más cara era de $156.200. Con las nuevas disposiciones, podrán llegar a costar entre $3.710 hasta $212.000.

En este sentido, por pasarse un semáforo en rojo, el infractor deberá pagar entre $15.900 hasta $79.500. Antes, la multa más cara en este ítem era de $58.000.

Estacionar mal pasó a costar $5.300.

Las otras multas que sufrieron aumentos

Varias son las multas de tránsito que han sufrido incrementos notables. Éstas son:

  • Mal estacionamiento, que pasó a costar $5.300, aunque no se incluye en este valor el costo por acarreo.
  • Dar positivo un control de alcoholemia, que costará entre $7.950 a $53.000. Y si la persona infractora se rehúsa a someterse al test, tendrá un incremento de $15.900.
  • No respetar la prioridad peatonal costará $5.300.
  • Utilizar auriculares mientras se maneja o hablar por teléfono tendrá un costo su infracción de $5.300. Asimismo, enviar mensajes por celular podría elevar el valor a $10.600.
  • Violar las prohibiciones de ingresar al microcentro porteño en determinadas zonas valdrá su multa también $5.300.
  • No usar cinturón de seguridad tiene el mismo costo, $5.300. Y quienes intenten colarse en los telepeajes de AUSA deberán pagar $7.950.
  • Lo mismo sucede con pasar una barrera baja, aunque esta infracción es considerada como de las más graves y por eso su valor va desde los $21.000 hasta los $106.000.
  • Si se obstaculizan las rampas para minusválidos, la multa es de $10.600.
  • Así como también las multas por obstruir paradas de transporte público, conducir por el Metrobús y utilizar carriles exclusivos de colectivos, costará $7.420.
  • Respecto a no llevar consigo el conductor la licencia de conducir y ser interceptado por autoridades de tránsito, el infractor deberá pagar $2.650. Esto incluye también a los autos que tengan vidrios polarizados.
  • Finalmente, tapar la patente o no hacerla visible del propio auto, tendrá un costo de multa de $53.000.