El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, anunció este viernes que desde el Gobierno porteño planean poder vacunar a todos los adolescentes de la Ciudad que no tengan factores de riesgo. Esto lo planifican hacer durante “tres semanas” en el mes de octubre.

//Mirá también: El uso del tapabocas seguirá siendo obligatorio en la Ciudad de Buenos Aires

Según Fernán anunciando las medidas en conferencia de prensa.

Asimismo, Quirós informó que las dosis que se utilizarán corresponderán a la vacuna Pfizer.

A partir de octubre, que empiezan los embarques grandes de Pfizer, ahí vamos a vacunar rápidamente. En tres semanas tenemos estimado que podamos completar la primera dosis de todos los adolescentes, y tres semanas después aplicaremos la segunda dosis”, destacó el ministro de Salud porteño.

De esta forma, en diálogo con Radio 10, detalló: “Lo que queremos hacer a partir de octubre es iniciar la vacunación con Pfizer en los adolescentes”.

Y agregó: “Nosotros dijimos que en septiembre íbamos a completar las segundas dosis de los mayores y en octubre empezamos a vacunar a los adolescentes sin prioridad, porque ya los prioritarios han sido vacunados”.

Las dosis de Pfizer por llegar

En esa misma línea de declaraciones, Fernán Quirós dio detalles acerca del cargamento de vacunas que estarán por llegar a la Argentina.

“De los 20 millones de Pfizer que se compraron, apenas 500 mil venían en septiembre. La enorme mayoría, los otros 19 mil millones y medio, vienen en tres partes iguales en octubre, noviembre y diciembre”, explicó.

Las vacunas de Pfizer estarían prontas a llegar en los meses de octubre, noviembre y diciembre.

La polémica del uso del barbijo

Tras los anuncios del Gobierno Nacional donde recomendó que ya no era necesario el uso del barbijo en lugares abiertos y públicos, Fernán Quirós se manifestó en contra y confirmó que la Ciudad de Buenos Aires no iba a plegarse a la medida.

Así, el ministro de Salud porteño puntualizó que comienzan “a enlentecer o disminuir las curvas de contagio” cuando se completa el 70% de la población inoculada.

De esta forma, agregó que “a la variante Delta le cuesta circular” según los casos observados en otros países.

“Queremos estar al menos cerca de ese número antes de discutir y liberar el barbijo, porque es un gran protector, por supuesto que siempre en espacio abierto los contagios son menores”, dijo el ministro.

“El sentido de las medidas que el Gobierno nacional comunicó es el que creemos que es el apropiado, que acompañamos, es el que ya veníamos tomando”.

Finalmente también él se refirió a las medidas adoptadas por los Estados Unidos de no permitir el ingreso de extranjeros vacunados con la dosis de Sputnik V.

En ese sentido opinó que resultaría más razonable que los distintos gobiernos aceptasen “como vacunados a aquellos que tengan el esquema completo que rige en cada país”.

“Creo que es lo más correcto, porque cada país es autónomo y cada país tiene todo el derecho de definir el esquema de vacunación que considera válido”, agregó Quirós.