En medio de la tercer ola de coronavirus que transita Argentina, los delincuentes no pierden oportunidad para sacar provecho: intentaron sacarle dinero a una jubilada haciéndose pasar por su hijo y pidiendo ayuda económica porque tenía coronavirus.

El delincuente intentó robarle 33.000 dólares a una mujer de 89 años que vive en el barrio porteño de Flores. “Hola mamá, soy tu hijo. Escuchame, tengo Covid. Me siento muy mal, tengo fiebre, necesito dinero”, fue lo primero que dijo el estafador que además estaba con prisión domiciliaria.

“Quería comentarte, además, hay un riesgo con el dinero que tenemos en el banco. En un rato va a ir un amigo a buscar el dinero, te pido que me informes los números de serie del billete...”, dijo el ladrón volviendo al engaño que usan de manera sistemática para robarles a los adultos mayores.

Ante esta situación, la mujer le consulta a su supuesto hijo que hacían con el dinero que tenían en el banco y el delincuente, identificado como Mariano Benjamín Acuña, le dijo que un amigo la iba a ir a buscar para sacar el dinero de la cuenta.

Cómo atraparon al ladrón y evitaron que se llevara los 33.000 dólares

Todo estaba desarrollándose tal y como esperaba el estafador, ya que la jubilada se subió al auto y fue a una sede del Banco Francés a sacar los 30.000 dólares. Pero mientras esto ocurría apareció el verdadero hijo.

El hombre intentó hablar con su mamá y como no tuvo éxito, fue hasta su casa: allí la cuidadora le contó lo que estaba ocurriendo y este dio aviso al 911.

Tanto el hijo como la policía llegaron a la sucursal bancaria y encontraron el Ford K que trasladó a la mujer en la puerta. Pero Acuña ya se había subido e intentó escapar a toda velocidad, aunque chocó contra un auto y lograron detenerlo.

Ahora Acuña permanecerá en prisión preventiva ya que vive en el mismo barrio que la víctima, detalla TN. El juez Osvaldo Bonanno tiene el caso y lo imputó el delito de “estafa en concurso real con estafa en grado de tentativa”; además de embargarlo por 900.000 pesos.